¡Cuidado! Conducir a 35 grados en el interior del coche es como ponerse al volante tras haberse bebido 5 cervezas

Los médicos lanzan la voz de alerta: las altas temperaturas pueden afectar a nuestra salud. Pero es que, además, cuando estamos al volante, pueden afectar a nuestra seguridad vial.

Y es que ponerse al volante de un coche cuyo habitáculo está a 35ºC o más es equivalente a conducir tras haber bebido 5 cervezas (con alcohol, claro).

Los hospitales QuirónSalud van más allá y en un comunicado han afirmado que el 17% de los accidentes de tráfico podrían estar relacionados con las altas temperaturas.

Las temperaturas superiores a 30ºC hacen que aumente un 20% el riesgo de cometer algún error en la conducción y además nos hacen un 22% más lentos a la hora de reaccionar.

La culpa sería del hipotálamo, la glándula encargada de regular nuestra temperatura corporal, entre otras cosas.

Cuando el termómetro sube de los 30ºC el funcionamiento del hipotálamo se ve afectado y aparecen el cansancio, el sueño, la agresividad…

Con temperaturas de entre 35 y 40ºC en el interior del coche, el automovilista percibe entre un 15 y un 20% menos señales de tráfico y los errores en la conducción se elevan hasta un 35%. Nuestra capacidad de concentración y atención se ven mermadas…

¿La solución? Evitar las horas de más calor a la hora de conducir. Y llevar el aire acondicionado del coche a punto. Para ello cuentas con los más de 200 talleres InterTaller: encuentra el tuyo aquí.