¿Para qué sirven los rodamientos de tu automóvil?

Determinadas piezas de tu automóvil, como las ruedas, sin ir más lejos, cuentan en su interior con unos componentes fundamentales: conjuntos de bolas o rodillos que hacen que otra pieza gire sobre ellos y conocidos, de forma general, como rodamientos.

Normalmente, durarán toda la vida de tu automóvil, pero determinados agentes externos, como la suciedad, la humedad, o su sometimiento a temperaturas extremas pueden dañarlos.

Si no se encuentran en buen estado, dejarán de cumplir su función correctamente, impidiendo que los elementos giren como es debido y haciendo que tu automóvil no responda correctamente. Desde ruidos molestos a pérdidas de estabilidad, pasando por averías más graves. ¿La solución? Que, al menos cada dos años, sean convenientemente revisados por el profesional de tu taller. ¿Y dónde mejor que en InterTaller?

Si tienes dudas, ya sabes dónde encontrar el tuyo: utiliza nuestro buscador InterTaller.