¿Qué pasa si me equivoco de combustible al repostar?

Es un despiste relativamente habitual, pero que puede ser fatal para el motor del coche, y también para tu bolsillo. Tienes varios automóviles en casa, estás utilizando un coche de alquiler o empresa... Y con las prisas te has equivocado al repostar: has echado gasolina al depósito de un coche diésel, o viceversa.

De hecho, este error tan habitual supone más de 150.000 partes al seguro en Reino Unido al año, por ejemplo. Y la mayoría -el 95%- en coches diésel a los que sus propietarios echan gasolina.

Solucionar este error dependerá de lo sucedido en cada caso. Y no supondrá el mismo desembolso drenar depósito que reparar un motor dañado.

Si te has equivocado al repostar, no arranques

Si te has equivocado al repostar carburante, y aún no has encendido el motor, no lo hagas. Al arrancar, el combustible contaminado se distribuirá por el sistema incrementando los riesgos de dañar el motor. Lo mejor, que el coche vaya rápido al taller para el vaciado del depósito.

Gasóleo en un coche gasolina...

¿Te has dado cuenta rápido del error? Si al repostar has echado poca cantidad de diésel en el depósito, no debería de pasar nada grave: el coche circulará de forma normal, aunque verás que el tubo de escape emite un humo blanco nada habitual.

Si repostaste una cantidad considerable de gasóleo, más de un cuarto de depósito, por ejemplo, y tu automóvil tiene un motor de gasolina, lo normal es que el coche arranque y se pare al instante. Al arrancarlo, el gasóleo habrá recorrido varios lugares y será necesario vaciar el depósito de combustible, tubos e inyectores. Si tu coche es antiguo y cuenta con carburador, podría haberse dañado y será necesario limpiarlo de cualquier resto de combustible. Si el gasóleo ha llegado al catalizador, algunos de sus componentes también podrían haberse dañado.

Gasolina en un coche diésel

Si, por el contrario, hemos repostado gasolina en un coche diesel, el proceso a seguir no es muy distinto. Si la cantidad de gasolina en el depósito no es muy grande, el coche arrancará, pero serán perceptibles ruidos extraños al circular hasta que finalmente se pare.

El procedimiento que tendrá que seguir tu taller pasa por vaciar y limpiar el depósito y todos los componentes por los que haya circulado la gasolina, como la bomba de inyección, los inyectores y el fitro de gasoil.

Aunque limpiemos y vaciemos la bomba de inyección, este tipo de errores acortan su vida útil, por lo que si has echado gasolina en tu coche diesel, es recomendable que sustituyas la bomba de inyección por una nueva.