¿Te saltas las revisiones del coche? ¿Sabías que por hacerlo aumentan tus posibilidades de sufrir un accidente?

Todos los vehículos necesitan un mantenimiento. Todos. En función del uso, de las zonas por las que nos movamos, de nuestros hábitos, del propio tipo de coche los intervalos pueden variar… pero en algún momento, tarde o temprano, o más pronto que tarde, todo coche necesita pasar por el taller.

A sustituir el aceite, las ruedas, las pastillas de freno… A echarle un vistazo a las ‘tripas’ y prevenir futuras enfermedades…

Y no es que lo digamos los talleres. Lo dicen los fabricantes.

Un coche es una máquina, y como tal, necesita revisiones y operaciones de mantenimiento.

En las fábricas lo saben bien. Las máquinas se revisan y se ponen a punto, no sólo se reparan. De hecho, la idea es evitar que se averíen, evitar que haya que repararlas.

El espíritu del mantenimiento en el automóvil es el mismo.

Prevenir.

Hacer que todo siga funcionando. Evitar averías. Evitar riesgos. Evitar accidentes.

Por eso los coches tienen sus manuales de cuidados y mantenimiento. Manuales oficiales, firmados por sus fabricantes.

Sin embargo, el 24% de los automovilistas admite que no sigue las recomendaciones del fabricante a la hora de revisar el vehículo. Y un 1,8% confiesa directamente que jamás acude al taller. Mal. Para ellos. Para los que viajen con ellos. Para los que nos cruzamos con ellos en carretera. Para todos.

No hace falta pasarse la vida metidos en el taller. De hecho, lo que los talleres aconsejamos suele ser algo muy sencillo. Una visita al año. Una revisión al año. Para que tui mecánico de confianza revise la salud de tu coche y te aconseje. Quizás las ruedas no están tan bien como piensas y hay que cambiarlas. Quizás tienes algún manguito suelto y no te has dado cuenta. Cambiar ese manguito cuesta unos pocos euros, pero si no se hace tu coche puede acabar sufriendo una importante avería. Quizás las pastillas de frenos están en las últimas. ¿Qué pasaría si justo cuando más lo necesitas el coche no frena bien?

La relación entre el cuidado y mantenimiento del coche y la seguridad vial es muy íntima. Pero también es social. Un coche descuidado que circula por la carretera no afecta sólo a la seguridad de su conductor. Afecta a todos. A sus ocupantes, a los demás usuarios de la vía.

Saltarse las revisiones del coche es peligroso. No necesitas una agenda complicada, de verdad. Sólo acostumbrarte a visitar tu InterTaller de confianza al menos una vez al año. ¡Te esperamos!