El top 5 de las multas veraniegas

Será por las vacaciones. Por el sol. Por el calor. Por el ambiente general. La cosa es que en verano solemos relajarnos. A veces demasiado. Y aunque la Policía o la Guardia Civil de Tráfico también se relajen un poco (puede que sí, puede que no) con la normativa en la mano hay conductas que se consideran una infracción y te pueden multar. Algunas, además, están sujetas a la valoración del agente de turno… Y te recordamos que el desconocimiento de una norma no exime de su cumplimiento. Así que mejor conocer. Y cumplir.

Éstas son algunas de las conductas típicas del verano que te pueden costar una multa

Olvidar el carné de conducir

Claro, dónde lo vas a guardar en ese mini bañador o mini biquini. ¡No hay sitio! Te conviene hacerle sitio al carné de conducir porque un agente te lo puede solicitar en cualquier momento y estás en obligación de mostrarlo. Si no lo haces, aunque esté en vigor, te puede caer una multa de 10€, que no es mucho, pero están mejor en tu bolsillo. ¿Qué te toca renovar el carné de conducir en verano? No lo retrases con la excusa de las vacaciones: la multa por conducir con el carné caducado sube a 200€…

Arrojar objetos por la ventanilla

Pese a que hace décadas que los coches cuentan con accesorios para los fumadores, todavía son muchos los que arrojan sus cigarros a la carretera mientras están en marcha. Y esto es algo muy peligroso, sobre todo ahora en verano, por el riesgo de incendio que conlleva. Pero, en general, arrojar cualquier cosa por la ventanilla es susceptible de provocar que nos multen: una bolsa de plástico, un periódico, un juguete… estos objetos pueden obstaculizar la circulación, asustar a otros conductores o comprometer su visibilidad. Una bolsa de plástico o una hoja de periódico puede depositarse sobre el parabrisas de otro coche, por ejemplo. Por eso, este tipo de acciones está penado con la retirada de 4 puntos del carné, además de una sanción económica de 200 euros.

Conducir sin camiseta

Es el clásico del verano. ¡Con la ‘caló’ que hace!, dirán muchos. Pues precisamente te puedes ‘quemar’ por no llevar camiseta. Y es que el cinturón de seguridad te puede abrasar o rozar la piel en un golpe, incluso uno sin importancia. Si esta razón no te convence, piensa que conducir sin camiseta puede suponer una multa de unos 80€. ¿La razón? Los agentes pueden elegir entre que compromete tus movimientos, que distrae a los demás conductores…

Conducir en chanclas… ¡o descalzo!

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra… Ese corto trayecto a la playa o la piscina pide chanclas, ¿verdad? Pues es una pésima idea. De hecho, es una de las conductas más peligrosas e imprudentes. Las chanclas no van bien sujetas al pie y pueden enredarse entre los pedales, comprometiendo nuestra seguridad. Además, si vamos descalzos o con chanclas tampoco podemos ejercer la presión de manera adecuada sobre los pedales. Y te puede costar una sanción de 80€.

Fumar, comer, beber…

O realizar cualquier otra actividad al volante que te reste atención de la carretera y la conducción. ¿Qué tienes sed? ¿Hambre? ¿Necesidad de fumar un pitillo? No hay problema… pero detén el coche en una estación de servicio para hacerlo ya que se consideran distracciones y pueden ser castigadas con una multa. Pero conducir mientras se come un helado o gominolas o se echa un trago de agua no sólo no es aconsejable, es peligroso.