Las peores ciudades del mundo para conducir

A quien le gusta conducir, le encanta viajar en coche aunque el punto de destino esté a unos cuantos cuentos de kilómetros. Pero no siempre es buena idea, no. Hay ciudades que son una auténtica pesadilla para los automovilistas. Ciudades donde la paciencia del conductor será puesta a prueba, sobre todo por tener tal densidad de tráfico que los embotellamientos forman parte del paisaje urbano.

¿Quieres conocer algunas? El informe de 24/7 Wall St sobre tendencias de movilidad y tráfico analiza más de 200 ciudades en 38 países diferentes y concluye que éstas son las 5 peores ciudades para conducir: París (Francia), Rostov-on-Don (Rusia), Dublín (Irlanda), Roma (Italia) y Bogotá (Colombia).

París y Rostov-on-Don… 237 horas de media perdidas en embotellamientos.

Empezamos con los puestos 5 y 4 de este curioso ránking. París, conocida mundialmente por su belleza y por ostentar el título de “ciudad del amor”, tiene una relación más bien complicada con los coches y el tráfico. Por su parte, la ciudad rusa de Rostov-on-Don demuestra ser un lugar cuando menos exigente para conducir: velocidad, maniobras peligrosas de peatones y una climatología adversa junto a fuertes limitaciones en la red de transporte público aderezan este cóctel…

Roma: jungla de asfalto

240 horas (10 días) se pierden debido a la densidad / congestión del tráfico en esta ciudad. Las viejas carreteras suelen ser señaladas como culpables, pero ¿son las únicas responsables?

Dublín: llegar al centro y aparcar es “misión imposible”.

En Dublín los automovilistas pierden una media de 246 horas al año. Llegar al centro de la ciudad, muy congestionado, es complicado… ¿Aparcar? Otra historia para no dormir…

Bogotá: la reina de los atascos

Bogotá encabeza este ranking con el “honor” de ser la ciudad donde más tiempo se pierde en embotellamientos en toda América del Sur. Hasta 272 horas se llevan los atascos de la vida de los automovilistas…