NOTICIAS INTERTALLER

Que en España somos unos enamorados de la conducción y de la tecnología, vuelve a quedar patente. Los españoles muestran verdadero interés en el coche conectado y en el coche autónomo. De hecho, están más interesados que los automovilistas europeos.

El invierno en carretera puede ser muy duro. Nunca sabes en qué momento te puedes encontrar con hielo o nieve. O quizás una retención que te obligue a estar mucho tiempo detenido. Si viajas sólo, pero sobre todo si circulas acompañado, un poco de prevención te puede sacar de algún apuro en carretera

Y por esta vez no hablamos de conducir distraído porque estamos mirando el teléfono móvil o manipulando el GPS, no. Hablamos de automovilistas que están al volante… con la cabeza concentrada en sus propias preocupaciones, en vez de centrados en la carretera.

Con ella se busca garantizar de forma más vehemente la seguridad en carretera mediante el buen estado de forma de los coches que circulen por ella. Pero también se quiere perseguir los fraudes más comunes, como el trucaje de los cuentakilómetros o la manipulación de los sistemas anticontaminación. Malas prácticas que son más habituales de lo deseable.

Todos los automovilistas conocemos algún tramo de carretera en el que haya tendencia a que se formen grandes charcos o balsas de agua cuando llueve con cierta fuerza.

¿Norma WLTP? Quizás no te suene el nombre (o sí). Pero si te decimos que esta norma afectará a las controvertidas mediciones de los consumos y emisiones, seguro que te interesa.

La verdad es que, para la mayoría de conductores, el examen teórico era el verdadero problema. La parte práctica se veía más asequible. Incluso hay quien llega a la autoescuela habiendo hecho sus pinitos en la conducción en algún pueblo o descampado (aunque está prohibido).

Quizás sea por eso que olvidamos rápido.  Y es que según el Observatorio Español de Conductores DUCIT, elaborado por el RACE, siete de cada diez conductores suspendería hoy día el examen de conducir, si tuviese que volver a hacerlo.

Contar con unos neumáticos en buena forma es imprescindible para la seguridad vial. La suspensión, la estabilidad, la frenada del vehículo dependen en buena medida de que los neumáticos hagan bien su trabajo: se adhieran a la carretera.

El tiempo no pasa en balde. Al igual que las personas, los coches envejecen y pueden sufrir ‘achaques’ y ‘enfermedades’. Y, al igual que las personas, para evitar sustos graves conviene (y mucho) que pasen un chequeo médico al año como mínimo.

Hacer revisar el coche por profesionales es la mejor manera de evitar, en lo posible, que se produzcan inoportunas averías. Pero, ¿cuándo hay que hacer revisar el coche? Hay varios factores que nos indican si es momento de llevar el coche al taller.