NOTICIA
09-02-2017

¿Coche diésel o gasolina? ¿En qué se diferencia el mantenimiento de uno y otro?

Da igual cuál sea el combustible que use un vehículo: necesita ciertas operaciones de mantenimiento. Pero sí es verdad que hay algunas diferencias más o menos importantes en el cuidado de un coche en función de si éste funciona a gasóleo o a gasolina.

Calentadores y bujías

Mientras en los coches diésel es muy importante prestar atención al filtro de combustible y sustituirlo según indicaciones del fabricante así como a los calentadores, en los motores a gasolina son las bujías las que debemos hacer revisar al menos una vez al año.

Correa de distribución

Aunque en el caso de los vehículos que montas cadenas no hay grandes diferencias, sí las encontramos en los períodos de mantenimiento de la correa de distribución entre vehículos diésel y a gasolina. Los motores gasolina requieren sustituir la correa de distribución de manera preventiva entre los 120.000 y 150.000 kilómetros. En cambio, los motores diésel han alargado bastante esos plazos gracias a la tecnología Common Rail y es habitual que sustituyan la correa de distribución incluso por encima de los 200.000 kilómetros.

Frenos

La diferencia aquí la encontramos es que, por defecto, un coche diésel es más pesado que uno gasolina. Y, como pesa más, requiere de un esfuerzo superior para las operaciones de frenado. En definitiva, los discos y pastillas de freno sufren más y se desgastan antes que en el caso de los coches gasolina.

Contaminación

Como seguramente sabes, la contaminación de los coches diésel ha sido históricamente mayor. Desde hace unos años, los vehículos diésel han reducido drásticamente las emisiones contaminantes, pero ha sido gracias a complejos sistemas que requieren de un mantenimiento escrupuloso. Es más, si no se cuidan el coche puede ver cómo se reduce su rendimiento y tendremos problemas pasa pasar la ITV. Hablamos de los famosos Filtros de Partículas Diésel. Con el tiempo, y en función del uso (sobre todo cuando es un uso urbano) estos filtros se acaban saturando por la acumulación de partículas. En cambio, esto no ocurre en un coche a gasolina.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.