NOTICIA
18-09-2017

¿Qué sabes de la seguridad vial laboral?

¿Acudes a tu puesto de trabajo en tu vehículo particular? ¿Conduces para visitar a clientes o proveedores? ¿Pasas al volante toda tu jornada de trabajo o buena parte de ella? Pues entonces te interesa mucho saber qué es la Seguridad Vial Laboral.

Y es que un 11% de los accidentes durante la jornada laboral son precisamente accidentes de tráfico. Cada día tienen lugar más de 140 accidentes de tráfico laborales y al año suman más de 50.000 siniestros. Además, este tipo de accidentes de tráfico relacionados con la jornada de trabajo suponen cerca del 30% de los accidentes laborales con resultado de fallecimiento del trabajador.

Por tanto, la Seguridad Vial laboral es un concepto muy importante tanto para los trabajadores como para las propias empresas.

¿Qué es un accidente laboral de tráfico?

Un accidente laboral de tráfico es un accidente de tráfico que sufre una persona durante su jornada de trabajo o durante los trayectos de ida y vuelta entre el centro del trabajo y el domicilio, siempre que esté implicado un vehículo en circulación.

Dentro de los accidentes laborales de tráfico se contemplan dos tipos básicos.

Accidentes laborales de tráfico “in itinere”

Es cuando una persona tiene un accidente de tráfico mientras se desplaza para ir al trabajo o al volver de su centro laboral a su domicilio, siempre que se produzca en el camino de ida o vuelta, empleando el itinerario habitual, y que no haya habido interrupciones entre el trabajo y el accidente.

Accidentes de tráfico en la jornada laboral

Es cuando se produce un accidente de tráfico durante la jornada laboral y por motivos de trabajo.  En este caso también encontramos dos sub tipos:

Accidente de conductor/a profesional

Es el caso de los conductores profesionales, como transportistas, mensajeros, chófer… Es decir, cuando un trabajador cuyo centro de trabajo es el vehículo se ve implicado en un accidente de tráfico

Accidente “en-misión”

Cuando un trabajador utiliza el vehículo de forma no continuada, pero que debe realizar desplazamientos fuera de las instalaciones de su empresa (por ejemplo, para visitar a un cliente, a un proveedor…)

Cada caso tiene sus particularidades, pero hay un principio común a todos ellos:

Más vale prevenir que curar.

Y la prevención viene de la mano de dos puntos clave.

El primero es el mantenimiento del vehículo. Ya se trate de nuestro vehículo particular que usamos para desplazarnos al trabajo o de un coche de empresa, es importante asegurarnos de que el estado del coche es adecuado para la conducción. Cuenta con tu InterTaller de confianza para ello.

El segundo es la precaución y la anticipación en la conducción. Evitar ponerse al volante con cansancio o somnolencia, adecuar la velocidad a la situación del tráfico, la vía y la climatología, anticipar las acciones de los demás y avisar de nuestras intenciones etc.

Todo esfuerzo es poco para asegurar la seguridad vial de todos y no sólo en el tiempo de ocio, sino también durante la jornada de trabajo o en los traslados.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.