NOTICIA
11-01-2017

¿Sabías que el mantenimiento de tu coche es clave para circular seguro en invierno?

La estación invernal se caracteriza sobre todo por dos cosas. La primera es la complicada climatología, con precipitaciones abundantes y la presencia de agua, hielo y nieve en la calzada. La segunda es que la visibilidad está habitualmente comprometida: los días tienen menos horas de luz y a menudo nos encontramos con nubes.

Y el estado de vehículo es un factor clave para combatir con seguridad estos dos puntos en los desplazamientos invernales.

Primer punto de seguridad en invierno: los neumáticos.

Unos neumáticos en buena forma no son un capricho: como único punto de contacto con el asfalto, los neumáticos nos garantizan la adherencia a la carretera y la frenada. Siempre que, como decimos, estén en buena forma. ¿Qué compromete la seguridad de los neumáticos en invierno? Toma buena nota:

Vigila el desgaste. El dibujo de la banda de rodadura nunca debe tener una profundidad menor que los 1,6mm que marca la ley, pero desde tu InterTaller de confianza te recomendamos cambiar las ruedas del coche cuando el dibujo sea menor de 3mm.

Controla el aspecto. ¿Golpes, bultos o deformidades en alguno o varios de los neumáticos de tu coche? Es algo muy peligroso así que sustitúyelos cuanto antes.

Revisa la presión. Las bajas temperaturas afectan a la presión de los neumáticos, así que en invierno te aconsejamos añadir 0,2 bar a la presión recomendada por el fabricante.

¿Zona de heladas y nevadas frecuentes? Los neumáticos de invierno son una excelente alternativa a las engorrososas cadenas. Infórmate en tu InterTaller de confianza.

Segundo punto de seguridad en invierno: la visibilidad.

Y visibilidad en un doble sentido. Porque tan importante es ver, como que nos vean los demás conductores y usuarios de la vía.

Revisa el sistema de iluminación de tu vehículo. Te aconsejamos comprobar una vez al mes que todas las luces e intermitentes funcionan a la perfección, sobre todo en la estación invernal que se caracteriza por días con pocas horas de luz y baja luminosidad.

Mantén el coche limpio. De poco sirve que el sistema de iluminación funcione si la suciedad, el barro y las gotas de lluvia impiden que realicen su función. Por eso, es crítico que en invierno mantengas el coche limpio, especialmente los faros, los pilotos y elementos reflectantes, así como los cristales y espejos.

Circula con la luz de cruce también durante el día. Los vehículos fabricados a partir de 2011 cuentan con una luz diaria de serie, pero si tu coche no la tiene la DGT aconseja que circules con la luz corta aunque sea de día, ya que de esta manera el resto de conductores te ven mejor.

¿Necesitas una puesta a punto de tu coche este invierno? En tu InterTaller de confianza revisamos estos y otros puntos de seguridad y te aconsejamos lo mejor para ti y tu coche. ¡Te esperamos!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.