NOTICIA
17-11-2017

4 averías que provocas tú mismo por subir el coche al bordillo de la acera

Lo sabemos. Vas con prisa. Sólo será un minuto. O estás harto de dar vueltas sin conseguir la ansiada plaza de aparcamiento. La acera es ancha. Hay espacio. Lo piensas. Lo haces. Subes el coche. Probablemente sientas un poco de culpa. Temes que aparezca algún policía municipal y te ponga una multa. Pero ésa puede no ser la única sanción que recibas…

Y es que subir el coche al bordillo de la acera es como jugar a la ruleta rusa. Te puede salir el tiro por la culata y que acabes provocando alguna avería.

Daños en los neumáticos

La consecuencia más obvia de poner en contacto uno o varios neumáticos del coche con bordillos es que los neumáticos sufren daños, como, por ejemplo:

  • Deformaciones
  • Pérdida de presión
  • Grietas o cortes
  • Abolladuras

Con el tiempo, se convertirán en un reventón o un pinchazo, con el riesgo que eso entraña.

Incorrecto equilibrado de los neumáticos

Siguiendo con las ruedas, la mala costumbre de subir el coche al bordillo también puede causar que se pierda el ajuste del equilibrado entre los neumáticos. Se trata de una avería peligrosa, incómoda (suele producir vibraciones) y que además provoca que los neumáticos se desgasten de manera desigual y acelerada, con lo que las consecuencias económicas son dobles.

Mal alineado de la dirección

Los golpes contra los bordillos también pueden comprometer el alineado de la dirección. Y esto, a su vez, compromete tu seguridad en carretera ya que si el alineado no es correcto el coche no circulará con la estabilidad deseada y probablemente tengas que corregir el volante de forma continua simplemente para circular en línea recta.

Daños en la Suspensión y los bajos del coche

Siendo cuidadosos no tiene por qué pasar nada, incluso subiéndonos a un bordillo, pero cualquier golpe brusco puede desatar la tormenta en el sistema de amortiguación del coche o en piezas poco visibles que están en los bajos del vehículo.

El mejor consejo que podemos darte es que tu coche se acerque al bordillo lo menos posible. Y, si observas algo sospechoso en el comportamiento de tu vehículo, lo mejor es que acudas a tu InterTaller de confianza y lo hagas revisar por profesionales. ¡Te esperamos!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.