NOTICIA
23-01-2017

4 consejos para conducir más seguro cuando hay nieve en la carretera

Estamos en pleno invierno, en los tradicionalmente meses más fríos del año, enero y febrero. Así que la presencia de nieve es posible en prácticamente cualquier momento y lugar, si bien en las zonas centrales del país y en las de mayor altitud es donde la nieve tiene más presencia.

La nieve puede complicar la conducción, sobre todo si no estamos acostumbrados y preparados.

La mayor complejidad está precisamente en la adherencia, pero no es la única.

Por eso, el primer paso es estar preparados para la nieve, con el coche a punto y un buen juego de neumáticos de invierno si quieres evitar poner las cadenas. ¿Responderá tu coche como necesitas ante una calzada con nieve? Sal de dudas acercándote a tu InterTaller de confianza donde una revisión de invierno puede ayudarte a corregir los puntos débiles de tu coche para la conducción invernal.

Reduce la velocidad

La presencia de nieve conlleva adecuar la velocidad a las condiciones de la vía. Piensa además que puedes encontrar placas de hielo en cualquier momento. Siempre que sea posible, procura seguir las huellas de los coches que te hayan precedido y mantén una velocidad de circulación constante.

Conduce con suavidad y utiliza el embrague lo menos posible

Cuando hay nieve y, en general frente a condiciones climatológicas adversas, siempre es conveniente reducir la velocidad y conducir de forma suave, evitando acelerones, frenazos o giros bruscos. De hecho, siempre que sea posible evita maniobras como adelantamientos o usar el freno o el acelerador. Por el contrario, es mejor usar el freno motor y circular con marchas largas ya que beneficia la tracción.

Más distancia de seguridad, por favor

Cuando el asfalto está mojado o con hielo o nieve, la distancia que necesitamos para frenar es bastante mayor así que, por puro sentido común, es mejor dejar una distancia de seguridad mayor. A más distancia, más seguridad en tus maniobras y en tu capacidad de reacción frente a las maniobras de los demás.

No escatimes en iluminación

Aunque sea de día, es conveniente llevar las luces cortas encendidas. Los vehículos más nuevos ya cuentan de serie, por imperativo europeo, con una luz diurna, pero si tu coche no dispone de ella puedes compensarlo con las luces de cruce.

Respecto a los antiniebla, recuerda que su uso está regulado: los delanteros son sólo para situaciones muy extremas.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.