NOTICIA
22-06-2017

Aditivos para el motor del coche: ¿Qué tipos hay? ¿Me conviene usarlos en mi coche?

En la teoría, con un buen mantenimiento del coche, no tendríamos por qué usar aditivos de ningún tipo. Sin embargo, en el marcado hay multitud de aditivos y, de hecho, son muchos automovilistas los que los usan.

Los aditivos para el motor son una especie de vitaminas para el coche: su composición química incide en algún aspecto para mejorarlo.

Así, lo mismo que la vitamina A se dice que es buena para la vista o la vitamina B fortalece el sistema inmunitario, tenemos aditivos que nos ayudan a reducir las emisiones del vehículo o a aumentar la potencia del motor.

Tipos de aditivos para el motor del coche

Los automovilistas disponemos de diferentes tipos de aditivos: los hay para determinadas funciones, pero también se diferencias en función de si son para motores diésel o gasolina.

Aditivos limpiadores.

Los hay tanto para motores a gasóleo como a gasolina y, como su nombre indica, se encargan de una limpieza más profunda de ciertas partes del motor (como vávlulas, inyección etc.). ¿El resultado? Mejor combustión y más potencia para el motor.

Aditivos antihumos para motores diésel.

Consiguen reducir las emisiones de gases de los coches a gasóleo gracias una combustión más limpia. Además, reducen la generación de carbonillas y residuos.

Aditivos para el combustible.

Los hay tanto para el gasoil como para la gasolina. En ambos casos, mejoran las propiedades de cada combustible y lo liberan de impurezas, evitando que éstas lleguen al motor.

Y éstos son sólo algunos ejemplos.

Los beneficios (en general de usar aditivos).

Algunos ya los hemos mencionado, pero, en general, las ventajas de los aditivos para el motor del coche son importantes para la salud del coche:

  • Combustión mejor y más limpia
  • Disminución de emisiones contaminantes
  • Más potencia para el motor
  • Optimización del rendimiento
  • Ahorro de combustible
  • Protección contra el desgaste, la corrosión y el óxido
  • Etc.

Sin duda, los aditivos son una buena opción. Pero piénsalo dos veces antes de coger cualquier envase de la estantería del supermercado o de la gasolinera.

Nadie conoce el interior y la necesidades de tu coche como tu mecánico de confianza. Por eso, si quieres más (y mejor) para tu coche confía en el criterio de los profesionales: déjate aconsejar en tu InterTaller de confianza y tu mecánico de cabecera te podrá recomendar el aditivo (o los aditivos) que realmente alimentarán la salud de tu coche.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.