NOTICIA
19-04-2021

Atención a tu coche diésel: estas son las averías que puede provocar el AdBlue

Ya no se nos hace extraño eso del Adblue de los coches. Son más de 10 años con esa tecnología para reducir emisiones y que ahora, en la mayor parte de automóviles diésel nuevos es un elemento más de su sistema anticontaminación, contribuyendo a reducir sus emisiones de óxidos de nitrógeno.

El sistema AdBlue cuenta con un dispositivo que está situado en la línea de escape de nuestro diésel y que se encarga de que este aditivo entre en contacto con los gases de escape, y se produzca una reacción química que consigue que los NOx se transformen en nitrógeno libre y vapor de agua, emisiones que, obviamente, son menos nocivas.

Aunque es un invento relativamente reciente y, por tanto, es ahora cuando se empiezan a ver cuáles son los problemas que puede tener este añadido en muchos coches. De todas formas siempre recomendamos que para cualquier duda lo mejor es ir a nuestro InterTaller de confianza.

Atención a sus componentes

El producto es corrosivo ya que está compuesto de urea. Suele durar un año, aproximadamente. Por lo tanto, se debe manejar con cuidado y prestar mucha atención en caso de tener que almacenarlo, para evitar su deterioro por caducidad, elevadas temperaturas o congelación.

Por otra parte está el propio sistema que lo mueve al escape que consta de un pequeño depósito de algo más de 17 litros que va cerca del tanque de combustible y con su propia boca de llenado. Además, esta tecnología suele llevar un conducto específico, una especie de inyector y una bomba que lo impulsa, además de algún tipo de dosificador que suministre automáticamente la cantidad adecuada.

Puede dar problemas

El sistema Adblue ya de por sí supone una complejidad mayor que en algo aumenta las probabilidades de avería o, por lo menos, el tiempo de mano de obra en una revisión rutinaria.

Hay que estar muy atentos a no apurar el depósito de Adblue. El coche nos avisará con tiempo suficiente y con una estimación de la autonomía que aún podríamos recorrer. Pero es cierto que si por el motivo que sea el aditivo se agota antes de lo previsto, es cuando el motor podría sufrir daños tras entrar en modo fallo motor e incluso pararse.

En ese momento, lo suyo es acudir a nuestro InterTaller para que uno de sus profesionales lo reposte y haga las comprobaciones necesarias por si alguno de los elementos del sistema se hubiera resentido ante la ausencia de aditivo.

El coche limitará el rendimiento del motor, variando los parámetros de combustión. Si se agota el AdBlue mientras estás circulando con el coche el motor entrará en un modo "a prueba de fallos”. Su capacidad de aceleración se puede ver muy limitada y el motor podría no superar un cierto régimen de giro.

Revisa periódicamente tu coche para llevarlo siempre a punto, para ningún sistema falle. No sólo alargas su vida útil sino porque también mejoras tu seguridad en carretera ¿Necesitas un taller de confianza? Encuentra tu InterTaller más cercano.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.