NOTICIA
16-11-2016

Buenas prácticas para conducir bajo la lluvia

Todo conductor debe echar un vistazo al cielo para tomar decisiones en la conducción acorde a la climatología, especialmente cuando ésta se presenta con precipitaciones como la lluvia. Especialmente durante el otoño, el invierno y el comienzo de la primavera, que es cuando las precipitaciones en forma de lluvia se dan con más frecuencia en la mayor parte del país.

Respecto a la lluvia, los automovilistas deben prepararse de dos maneras.

  • Por un lado, llevando el coche a punto.
  • Por otro lado, llevando a cabo una serie de buenas prácticas al volante.

¿Cómo es un coche preparado para enfrentar la lluvia?

A nivel general, lo más seguro es siempre realizar todas las operaciones de mantenimiento y reparación necesarias. Esto significa hacer caso de los intervalos de tiempo o kilometraje que indiquen, según el fabricante o nuestro mecánico de confianza, cuándo toca cambiar las ruedas, el aceite, el líquido de frenos etc.

Por las propias características de la lluvia y sus efectos, hay que prestar atención a tres elementos:

  • Visibilidad (luces, limpiaparabrisas etc.)
  • Ruedas (adherencia al asfalto mojado)
  • Frenos

Pero siempre se debe tener en cuenta que en el interior del vehículo son muchos los sistemas que trabajan en conjunto. Por ejemplo, unas ruedas nuevas no garantizan nuestra seguridad si los amortiguadores o la dirección están en mal estado…

Déjate aconsejar en tu InterTaller de confianza.

¿Cómo conducir con seguridad cuando llueve?

Aquí la clave es mantener una distancia de seguridad lo más generosa posible. Piensa que con el pavimento mojado se necesitan más metros para detener el vehículo; por eso, pegarse a la parte trasera del coche que te precede nunca es una buena idea.

También hay que tener en cuenta que la pintura de las marcas de la carretera es bastante resbaladiza, por lo que se aconseja no iniciar la frenada sobre la pintura.

Por otro lado, la visibilidad es muy importante (tanto ver nosotros, como que nos vean los demás). Los limpiaparabrisas deben estar en perfecto estado, dispuestos para eliminar el agua y el barro del cristal. Las luces deben funcionar correctamente, iluminando sin deslumbrar, y hay que activar las luces de día (o las cortas) aunque aún haya sol. 

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.