NOTICIA
27-03-2017

Buenos hábitos para cuidar el coche cuando hace calor

Hemos actualizado ya los relojes y eso es señal inequívoca de que la primavera ya está aquí. Los días son más largos y aunque aún haga fresquito por las mañanas y las noches, en las horas centrales del día ya se deja sentir el calor.

Sabemos que los extremos no le sientan bien al coche. Es así en la época del invierno, pero también en primavera y verano, cuando debemos prestar atención a los efectos que el calor puede tener en el coche. ¿En qué debemos fijarnos?

Los líquidos

Son un básico del mantenimiento: con regularidad debemos revisar que están a nivel y hay que sustituirlos cuando por kilometraje o tiempo sea necesario. Con la llegada del calor conviene ser más intensivos en esta pequeña revisión y asegurarnos de que el aceite, el líquido refrigerante, el líquido de frenos etc. están al nivel adecuado.

La temperatura del motor

Cuando la temperatura exterior es más elevada, el motor del coche puede sufrir más para refrigerarse. En ese sentido, cuando hace más calor hay que estar atento al indicador de temperatura del motor. La temperatura ideal está en torno a los 90ºC y en caso de sobrecalentamiento hay que parar el motor lo antes posible: las consecuencias de un sobrecalentamiento son graves y muy caras, por eso la fórmula es la prevención. Para ello hay que vigilar la temperatura y mantener en condiciones óptimas el líquido refrigerante/anticongelante.

Los neumáticos

Los neumáticos son uno de los componentes que más sufren con el calor. De hecho, el contacto con el asfalto caliente incluso acelera su desgaste y, si no están en perfecto estado, el riesgo de pinchazo o reventón se multiplica. ¿Qué debemos revisar? Como siempre: que la presión sea la adecuada, el nivel de profundidad del dibujo y que no haya deformidades.

Los frenos

Los frenos están expuestos a altas temperaturas por la propia función que desempeñan y que está basada en la fricción (que genera calor). Por tanto, con las temperaturas elevadas, si los frenos no están en buen estado, su capacidad de frenada está comprometida. Por eso hay que revisar el líquido de freno, así como los discos y pastillas.

El aire acondicionado

Por último, tampoco hay que olvidar nuestro propio confort y comodidad. Por eso es importante que pongas a punto el aire acondicionado del coche, ya que nos ayuda conducir el cansancio y la somnolencia durante la conducción. Además, algunos componentes del sistema de climatización afectan también al sistema de refrigeración del motor.

En tu InterTaller de confianza podemos ayudarte con el mantenimiento de todos estos sistemas. ¡Te esperamos!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.