NOTICIA
10-03-2020

Campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil: no valen "excusas"

¿Cuántas veces oímos a familiares o conocidos: voy cerca, circulo a baja velocidad, en ciudad no es necesario, en los asientos de atrás no es tan útil o no tengo sillitas para todos, pero llevo a los niños a las extraescolares? Quizás, no solo hayas escuchado alguna de estas frases, sino que te sientas reflejado en alguna de ellas y sigas pensando que el cinturón de seguridad no sirve para nada.

Estas pudieron ser, según la Dirección General de Tráfico, alguna de las "excusas utilizadas por los 185 fallecidos (23%) que en 2018 viajaban en turismo o en furgoneta y los 305 heridos hospitalizados, que no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente. Si lo hubiesen llevado puesto, la mitad de los fallecidos (92) se hubieran podido salvar".

Con la idea de reducir la siniestralidad y teniendo en cuenta que todos los expertos nacionales e internacionales relacionados con la seguridad vial determinan que el cinturón de seguridad es el mejor seguro de vida en un vehículo, la Dirección General de Tráfico hasta el próximo domingo 15 de marzo una campaña de vigilancia y control del dispositivo de seguridad que más vidas ha salvado y salva en carretera.

Debido a que su uso es uno de los pilares fundamentales en las políticas de seguridad vial de la Unión Europea, policías de tráfico del resto de países miembros también realizarán esta campaña en sus respectivos países. La DGT ha invitado también a participar a los ayuntamientos, para que las policías locales conciencien y vigilen el uso que se hace en las ciudades, donde el uso del cinturón es menor.

La vigilancia se hará extensible a los autocares, pues, según recuerdan desde la DGT, "no llevar el cinturón en los autobuses que sí cuentan con este dispositivo es considerado una infracción grave que tendrá que abonar el pasajero".

Un objetivo, tres medios

Con el objetivo de constatar el uso del cinturón de seguridad, se utilizarán todos los medios con los que cuenta la DGT. Por un lado, los agentes de Tráfico comprobarán en carretera que todos los ocupantes de los vehículos lleven puesto el cinturón de seguridad y en el caso de menores, lleven su sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso.

Además, desde el aire, los helicópteros y drones también intensificarán la vigilancia de su uso, además de la vigilancia automatizada que se llevará a cabo con las 225 cámaras ubicadas en carretera (60% de ellas en vías convencionales y el 40% restante en vías de alta ocupación). Estas cámaras, al igual que con la velocidad, están preparadas para comprobar el uso adecuado del mismo y en caso de no llevarlo abrochado genera una denuncia que le llegará al titular del vehículo.

Habrá cambios en el carné por puntos

Según los datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 80% de los españoles declara haber utilizado el cinturón de seguridad como conductor durante la conducción en el último año, un 81% reconoce haberlo utilizado como pasajero en el asiento delantero del coche y el 70% como pasajero en los asientos traseros del coche.

Por ello, la Dirección General de Tráfico está trabajando en el borrador de modificación de la Ley del Permiso por Puntos y una de las novedades previstas es aumentar de 3 a 4 el número de puntos a detraer por no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Uso de los sistemas de retención infantil (SRI)

Si importante es que lo adultos hagan uso del cinturón de seguridad, en el caso de los menores el uso correcto de los sistemas de retención infantil es fundamental. La legislación española obliga a que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos. Y sólo hay tres excepciones:

1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.

2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.

3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Solamente en estos casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso.

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.