NOTICIA
11-12-2020

Causas de un rápido consumo de anticongelante en el coche

Ya hemos comentado en varias ocasiones la importancia de la refrigeración para tener un coche en buen estado. Muchos elementos funcionan a altísimas temperaturas y también se generan movimientos y rozamientos que provocan ese incremento de la temperatura. Así que un buen líquido anticongelante-refrigerante como el que nos aconsejan siempre en InterTaller es clave para esa buena conservación.

Para controlar la temperatura del motor, se incorpora un sistema de refrigeración compuesto por un circuito cerrado de líquido refrigerante, vaso de expansión, radiador de motor, bomba de agua, termostato y sondas de temperatura.

La sincronización de todos los componentes de este circuito, está orientada a conseguir que la temperatura de funcionamiento sea de unos 90 grados centígrados, para que el motor funcione de forma óptima.

Pero… ¿y si baja el nivel del refrigerante?

No es extraño que se pueda producir cierta pérdida del líquido por la propia evaporación debido a las altas temperaturas de funcionamiento. Eso no significa ninguna avería, además en InterTaller nos lo irán comprobando.

Pero si en el cuadro de instrumentos una alerta que nos indica un nivel de refrigerante bajo y no hemos notado que la temperatura del motor sube más de la cuenta, ni hacemos más de 15.000 kilómetros al año, es el instante en el cual podemos considerar que tenemos una avería y deberemos ir a InterTaller que comprueben si después de rellenarlo continúan las pérdidas.

Podemos tener pérdida por la bomba de agua y ser tan pequeña que no se vea, ya que en la mayoría de motores va montada y movida por la correa de distribución, no estando visible a no ser que la pérdida sea grande.

Si la pérdida no viene de la bomba de agua, tenemos que buscar si hay algún manguito que tenga un poro o una fisura, que puede ser pequeña, pero provocar con el tiempo una bajada del nivel. Puede ser que no se vea caer líquido anticongelante, quedándose depositado en algún rincón del motor.

Otra zona puede ser el calefactor o radiador de calefacción, cayendo refrigerante por el interior de habitáculo y produciendo mancha en la moqueta, con olor característico, notando como se empañan los cristales interiormente por la humedad que existe.

El peor de los casos: una avería en la junta de culata. Hay veces que aparece una pérdida de anticongelante y, por ejemplo, reparamos el radiador pero si la fuga aparece en otro componente del sistema y así sucesivamente, es cuando se debe comprobar si tenemos una avería por presión en el circuito de refrigeración derivada de un defecto en la junta de culata. Puede darse el caso que la temperatura del motor no suba y sea correcta, pero se pase anticongelante a uno o varios cilindros, siendo mezclado en la combustión y haciendo que el nivel baje poco a poco.

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.