NOTICIA
05-02-2019

Coches sin llave: cómo los roban y cómo protegerlos

De la tradicional llave con cerradura en cada puerta al mando a distancia de apertura y cierre centralizado. Las tecnologías que hacen la vida del automovilista más fácil y que nos ayudan a ahorrar tiempo son muy valoradas por los conductores y acaban triunfando en una carrera de innovaciones tecnológicas sin fin.

En los últimos años la “moda” es el coche sin llave. Un sistema que tiene sus ventajas: al no haber llave física el proceso es más cómodo y además se acabó aquello de “¿dónde he puesto las llaves del coche?”.

La apertura funciona mediante una señal de radiofrecuencia que el coche emite; cuando estamos cerca con el mando el coche se abre.

¿El problema? Según un informe que ha analizado más de 230 modelos de coches sin llave, estos vehículos serían más fáciles de robar.

Y es que la tecnología “relé” de la que se vale este sistema parece ponérselo muy fácil a los amigos de lo ajeno.

El ladrón sólo debe tener una caja de relés y estar en un lugar cercano al mando o llave… Transmitiendo esa señal a otra caja de relés que esté cerca del vehículo en cuestión se puede “engañar” al coche para que proceda a la apertura de puertas.

Mientras los fabricantes mejoran la seguridad de estos sistemas de apertura del coche si llave, se recomienda a los automovilistas guardar la “llave” del coche en una caja fuerte o en el congelador o envolverla en papel de aluminio para interferir las posibles señales de los ladrones.

Aunque parece que, por el momento, lo más seguro es abrir y cerrar las puertas del coche como antaño… Y, en todo caso, comprobar de forma manual que las puertas efectivamente se han cerrado antes de alejarse del vehículo.

Imagen portada noticia
En www.intertaller.com se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.