NOTICIA
07-01-2021

Cómo conducir con hielo y nieve

Con las temperaturas que están ahora mismo en toda la península ibérica, que en zonas de Castilla han supuesto ver el termómetro por debajo de los 13 grados bajo cero, el hielo está presente en muchas carreteras secundarias y también en alguna de las principales nos podemos encontrar zonas sombrías si todavía no ha recibido los rayos del sol, no ha pasado nadie ni tampoco una de las máquinas quitanieves que con la sal contribuyen a derretir el hielo.

Es uno de los firmes más difíciles sobre los que vamos a conducir y más traicionero ya que es complicado verlo. Incluso en zonas nevadas podemos pisar unas rodadas que bajo ellas tengamos una placa de hielo que nos dé un susto.

Es muy importante pasar por nuestro InterTaller de confianza para que esté a punto nuestro coche porque es un factor importante para no tener problemas en la carretera. Recuerda también que los neumáticos estén en perfecto estado y tampoco está demás el llevar unas cadenas, aunque sean las de tela, en el maletero.

Consejos

  • Conduce muy suave: Un movimiento brusco sobre hielo es tener opciones de irte al arcén. Reduce la velocidad e intenta no mover el volante ni pisar freno o acelerador.
  • Usa los frenos con cuidado: Intenta mantener el control en todo momento sobre el coche.
  • Acelera despacio: los neumáticos tienen muy poca adherencia a la calzada y, si se pisa el acelerador rápidamente, girarán sobre ellos mismos y nos pueden hacer  perder el control.
  • Lleva marchas largas: con las cortas las ruedas giran más bruscamente y es más fácil patinar y salirse de la vía.
  • NO vayas sobre las rodadas de otros coches: Como apuntábamos arriba, sobre carreteras nevadas, los vehículos que hayan pasado antes sobre la nieve pueden dejar placas de hielo o que se hayan formado si se ha tardado mucho en pasar.
  • Mucha atención: a los donde hay más posibilidades de que haya hielo como zonas sombrías, puertos de montaña o túneles. Ten en cuenta que el hielo aparece a 0 grados, pero, puede mantenerse aun cuando el termómetro suba hasta 3 o 4 grados sobre cero.
  • Siempre hay que mantener la calma: si el coche se desliza ligeramente, calma: normalmente recuperará su estabilidad una vez los neumáticos vuelvan a agarrarse a la carretera y podrás hacerte de nuevo con el control total de la marcha. Las placas de hielo no tienen por qué ser gigantes. El RACE recomienda si se produce un sobreviraje, un fenómeno que puede aparecer con hielo y mediante el cual la parte trasera se descontrola, hay que tratar de girar el volante en la dirección opuesta para enderezar la trayectoria.
  • Ojo a la velocidad: la DGT aconseja no superar el 20% de la velocidad límite de agarre para no salirse de la calzada. Además sobre hielo recomienda ir por debajo de 30 kilómetros hora.

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.