NOTICIA
09-11-2016

Conducir con bajas temperaturas: ¿qué debo tener en cuenta?

Las bajas temperaturas suelen estar acompañadas de situaciones muy exigentes para coches y automovilistas. ¿En qué debemos fijarnos antes de salir a carretera? ¿Qué mínimos debe cumplir el coche para poder conducir con seguridad en invierno?

Haz revisar estos 5 puntos de seguridad para preparar tu coche de cara al invierno y la climatología adversa

La batería

Lo primero es que el coche arranque, así que empezamos por la batería. El frío intenso, sobre todo las temperaturas bajo cero, hacen sufrir mucho a la batería. ¿Sabías, por ejemplo, que muchas averías invernales son por no haber revisado la batería? ¿Y que la batería puede perder cerca de la mitad de su carga cuando las temperaturas son inferiores a cero grados?

Las ruedas

La adherencia a la carretera es puesta a prueba. Lluvia, nieve, granizo, heladas… Dependiendo de dónde vivas y por dónde conduzcas te puede interesar (y mucho) montar neumáticos de invierno. Los neumáticos de invierno no son sólo para la nieve y ofrecen grandes prestaciones sobre carreteras húmedas, con hielo etc.

Las escobillas limpiaparabrisas y su depósito

Un elemento al que quizás no prestamos mucha atención, pero que utilizamos con asiduidad en las estaciones de otoño e invierno. Para no perder visibilidad debido a la lluvia, al barro, suciedad proyectada por otros vehículos etc. es necesario las escobillas limpiaparabrisas estén en plena forma. Hay que acordarse de rellenar el depósito y en las zonas y momentos más fríos echar un poquito de anticongelante para que el agua no se solidifique.

Los frenos

¿Te imaginas conducir un coche sin frenos? Necesitamos una respuesta óptima todo el año, pero, una vez más, las condiciones de la calzada hacen la tarea de frenar más exigente. Aumenta la distancia de seguridad y haz revisar tus frenos en tu InterTaller de confianza para afrontar con seguridad los días más fríos del año.

Las luces

No sólo nos enfrentamos al frío. Los días son además más cortos y a menudo nublados y oscuros. Por eso la máxima de ‘ver y ser visto’ es crucial. Todas las luces deben estar en perfecto estado, tanto para alumbrar la carretera y permitir al automovilista ver y recibir la mayor cantidad de información posible lo antes posible, como para permitir que los demás conductores nos vean sin deslumbrarles. Por cierto, si tu coche no tiene la luz diurna, es buena idea circular en invierno con la luz de cruce puesta todo el día.

¿Preparado para el invierno? Si no lo tienes claro déjate ayudar en tu InterTaller de confianza más cercano. Hay más de 200 talleres para elegir; encuentra el tuyo en un clic.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.