NOTICIA
05-02-2021

¿Cuál es el peligro de que la sonda lambda se llene de aceite?

Aunque ya hemos comentado alguna vez la importancia de esta sonda, siempre conviene recordar cuál es su función y los beneficios que supone para nuestro coche. Además puede sonar extraña pero se instala en los coches desde finales de los años 70 y en Europa es obligatoria desde principios de los 90, así que ha superado los 40 añitos.

La sonda Lambda permite que la centralita del vehículo encargada de la inyección determine la proporción de mezcla de aire y combustible. Esta mezcla mejora la eficiencia del motor y su rendimiento será óptimo. Eso supone que el consumo sea el adecuado y una reducción de las emisiones contaminantes, cumpliendo así con la normativa EURO. El sensor en realidad no mide la concentración de oxígeno, sino la diferencia entre la cantidad de este gas en el escape y en el aire.

No tenerla operativa o modificarla puede causar una avería más costosa o tener problemas con la ITV, o que nos pongan una multa por exceso de emisiones contaminantes. Pero en nuestro InterTaller de confianza se ocuparán de que no tengamos problemas con este componente.

Sonda Lambda y aceite

Como hemos comentado la sonda compara la cantidad de oxígeno presente en el gas de escape con la cantidad de oxígeno en el aire ambiente. El problema que puede acabar con ella es que si el aceite entra en el sensor a través de los cables de conexión, acaba en la zona de aire de referencia.

Durante su funcionamiento, este sensor eleva su temperatura hasta los 300 grados, lo que provoca que el aceite se evapore. Al producirse ese fenómeno, el gas producido contiene menos cantidad de oxígeno que el aire de referencia de la salida del escape.

En el caso de que esta problemática se mantenga y siga recibiendo aceite, el voltaje de la señal disminuirá a cero y terminará por destruir el sensor.

Sólo cambiando la sonda Lambda no es suficiente. La fuga de aceite debe ser detectada y sellada. Además, después de un corto periodo de tiempo, el aceite debe ser aspirado de entre los cables del nuevo sensor, eliminándolo. Esa causa de que haya aceite se puede deber a fugas en el sensor de presión, sellado del árbol de levas o de la tapa de balancines.

Una sonda lambda suele durar unos 150.000 kilómetros aunque podemos tener en cuenta estos indicios que nos harán ir a nuestro InterTaller de confianza por si es necesario su sustitución

  • La luz de “avería motor” se iluminará en el cuadro de instrumentos.
  • El coche vibra más de lo normal al arrancar.
  • El consumo de combustible es inusualmente alto.
  • El motor no responde bien a acelerar fuertemente.
  • Aumento en las emisiones de gases tóxicos.

También pueden afectar a la sonda anomalías provenientes del motor o las fugas del escape.

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu InterTaller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.