NOTICIA
26-09-2016

Cuidado con los deslumbramientos… ¡también en otoño!

Y, en realidad, en cualquier época del año. Porque los deslumbramientos al volante no tienen una época específica y en cualquier momento podemos enfrentarnos a esta situación.

Ni siquiera las gafas de sol nos protegen al 100%, aunque siempre es positivo utilizarlas y desde luego reducen el riesgo.

Por otro lado, es aconsejable evitar las horas en las que circularíamos con el molesto sol de frente… Esta potente luz incidiendo sobre nuestros ojos durante un período más o menos largo produce cansancio, fatiga ocular, somnolencia… Podemos tratar de paliarlo utilizando el parasol delantero, pero esto debe hacerse con cuidado ya que además de quitarnos la luz del sol nos quita visibilidad.

Pero, ¿cómo debemos actuar cuando vamos al volante y sufrimos un deslumbramiento?

Ante todo, la clave es reducir la marcha, pero manteniendo la trayectoria y evitando maniobras bruscas, como un frenazo que se puede convertir en un golpe.

Si el deslumbramiento se prolonga la mejor idea para combatirlo es detener la marcha y esperar a que el sol ‘se mueva’.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.