NOTICIA
27-01-2021

De repente han dejado de funcionar los sistemas electrónicos del coche

Hemos mencionado en varias ocasiones la importancia que tiene en los coches actuales los sistemas electrónicos. La famosa ECU, la centralita inteligente, tiene bajo su mando más y más elementos del vehículo.

Así que nos podemos encontrar en la situación de que, de pronto, sin más explicación aparente, esos elementos dejan de funcionar. No podemos bajar la ventanilla para salir del garaje, no se para el motor en el semáforo ya que el sistema start/stop parece no estar operativo, ni tampoco se bloquean las puertas con el cierre centralizado. Lo mejor que podemos hacer en ese momento es ir a nuestro InterTaller de confianza.

Todo esto puede suceder al margen de muchas otras cuestiones más relacionadas con el motor o con el sistema de emisiones. Esa ECU recoge la información de los sensores electrónicos que están instalados en el automóvil para determinar el tipo funcionamiento que deberá aplicarse a otros elementos mediante la conexión o la desconexión de los actuadores. De esta manera, se ponen en marcha cada una de las piezas que requieren de corriente eléctrica para cumplir su cometido.

Los fallos más comunes

Una avería en este elemento del sistema hará que la puesta en marcha del automóvil sea imposible y probablemente se deba a que se ha desprogramado la unidad, aunque esta causa puede podrá estar determinada por diversos motivos como un exceso de tensión en el sistema o por la pérdida de información interna.

  • En los actuadores: son los elementos que transforman la señal, en este caso eléctrica, aunque también puede ser hidráulica o neumática, en un automatismo o acción para el coche. Los fallos en los actuadores electrónicos tienen una incidencia directa sobre el motor. Así, es fácil notar una pérdida de potencia cuando uno de ellos está averiado. Sin embargo, dependiendo de cuál sea el que se vea afectado, la avería será más o menos grave y se notará más o menos la pérdida de potencia.
     
  • En los sensores del coche: se encargan de recoger la información de cualquier naturaleza ya sea gases, fuerza neumática o física, velocidad… y traducirla en información electrónica que el vehículo interpreta. Así, podemos conseguir tener una mejor conducción. Un fallo en los sensores del vehículo puede traducirse en falta de información en el display y también en una pérdida de potencia en el motor.
     
  • En la propia ECU: si la avería está en este componente, será imposible que se ponga en marcha vehículo.
     

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu InterTaller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.