NOTICIA
21-09-2020

El coche autónomo, ¿solución para evitar víctimas?

Las cifras de 2019 de fallecidos en carretera daban un poco de esperanza ya que bajaban y, aun así, han sido unas 1.100 personas las que se han dejado la vida en nuestras carreteras.

Este año, el primer semestre cerraba con 344 fallecidos, un mínimo histórico por el confinamiento debido a la pandemia, pero se ve un peligroso repunte superior al 20% desde la finalización del estado de alarma.

Hay estudios que hablan de una gran bajada si el coche autónomo se impone, pero como no estamos cerca de esa situación hay que destacar el papel de los sistemas avanzados de asistencia a la conducción ADAS, del coche conectado y de las infraestructuras inteligentes, permitirá reducir los errores humanos e intercambiar información entre vehículos, las vías y los centros de control, para alertar de peligros y evitar colisiones entre coches.

Estos sistemas ya han demostrado su eficacia para reducir accidentes o mitigar sus consecuencias, ayudando al conductor en situaciones de peligro e incluso tomando el control de los frenos o la dirección del coche cuando éste no actúa con la suficiente diligencia. Y esta tecnología sigue evolucionando, con funciones cada vez más sofisticadas.

Salvar vidas

Y es que las causas principales de los siniestros siguen siendo el factor humano y las distracciones. Según un estudio de la DGT, si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se evitarían o mitigarían significativamente las consecuencias de un 57% de los accidentes en España.

La mayoría de los coches nuevos ya equipa estos sistemas, algunos de los cuales van a ser obligatorios en la Unión Europea a partir de 2022. La UE estima que con esta medida se podrían salvar 25.000 vidas en los próximos 15 años.

Para asegurar que estos sistemas siguen funcionando con precisión en un vehículo con el paso de los años, se está creando un marco legal para poder controlarlos y verificarlos durante toda la vida útil del coche a través de las ITV. También son claves las visitas al taller para mantener todos los sistemas de seguridad activa y pasiva en perfecto estado.

Un siguiente paso será el coche conectado. Cuando los coches estén conectados entre ellos y con las infraestructuras, no solo podrán avisarse de peligros inminentes, sino también evitar colisiones entre vehículos. Los coches “hablarán” entre ellos y, por ejemplo, le podrán trasmitir a los que le rodean “estoy frenando fuerte, frena tú también para que no choquemos”; o “si sigues esa trayectoria vas a chocar conmigo”

Todos estos pasos requieren que los coches estén en perfecto estado como se consigue con las revisiones habituales en el taller.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.