NOTICIA
02-07-2020

La higiene en la conducción y otras reglas básicas para desplazarse en coche este verano

Recién estrenado el mes de julio, y ya con libertad de movimientos por toda España, el turismo nacional se irá reactivando poco a poco con miles de conductores en las carreteras dispuestos a recuperar cierta normalidad veraniega.

De hecho, según un estudio del Observatorio Nacional del Turismo Emisor, 6 de cada 10 españoles tienen decidido viajar este verano. La mayor parte (76%) se va a decantar por el turismo nacional y, de ellos, el 83% optará por el coche para llegar a sus destinos.

A todo esto, hay que tener en cuenta que durante estos meses de confinamiento muchos vehículos han estado sin apenas moverse. Además, la nueva normalidad incluye una serie de normas básicas a las que hay que acostumbrarse.

Y es que, tras el final de la desescalada y ya en la ‘nueva realidad’, uno de los nuevos retos son las medidas de higiene también en la conducción. Desde la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) han realizado una serie de recomendaciones para mantener una conducción segura, en las fases de transición post COVID-19. 

Estas recomendaciones abarcan medidas de higiene y desinfección en el vehículo, cuándo se puede reanudar la conducción tras haber pasado la enfermedad, con quién se puede compartir vehículo o en qué condiciones.

Como ya comentamos, y aunque apenas se haya utilizado el vehículo, de cara a un nuevo viaje, conviene no sólo limpiarlo sino también higienizarlo. Aunque existen productos específicos para realizar esta limpieza y desinfección, la forma más sencilla es usar lejía en baja dilución, dilución alcohólica o gel hidroalcohólico, si bien hay que poner especial cuidado pues estas sustancias pueden dañar ciertas partes del vehículo (tapicerías, plásticos...).

En la limpieza y desenfección hay que prestar especial atención a todos aquellos elementos de mayor contacto: volante, mandos, palanca de cambios, ventanillas, tiradores.

Por otro lado, no es obligatorio el uso guantes y mascarilla si se viaja con convivientes, ya que se aplican las mismas normas que dentro del domicilio. En cambio, si compartimos vehículo con personas con las que no se convive o no se conoce, hay que asegurarse de que todos los pasajeros usen mascarilla. Además, no deben viajar más de dos personas por fila de asientos del vehículo.

Conducir tras superar la COVID-19

Por otra parte, los expertos explican que, si ya no se tienen síntomas, se puede conducir sin ninguna limitación. Aunque, en el caso de padecer aún alguna secuela, es muy importante comentarlo con el médico de familia, “ya que determinadas patologías tienen secuelas que no permiten la conducción, según la normativa vigente”. 

En este sentido, el paciente podría presentar limitaciones por problemas respiratorios, que, según el grado, podrían impedir la conducción. En el caso de patologías por lesiones neurológicas, también se desaconseja ponerse al volante.

Otra cuestión es la conducción cuando se toman medicamentos para paliar la enfermedad. Se recomienda leer los envases o prospectos, ya que los medicamentos disponen de un pictograma o señal que avisan de la dificultad o dudas sobre la conducción.

Otras reglas básicas para movernos este verano en coche

Además de estos consejos, desde TÜV Rheinland recuerdan otros aspectos a tener en cuenta para preparar el coche para viajar con mayor seguridad.

Así, antes de poner en marcha el coche, conviene echar un vistazo al nivel de los líquidos (frenos, aceite, refrigerante…), verificar que no haya ninguna luz fundida e incluso que los cinturones de seguridad funcionan adecuadamente.

Además, conviene comprobar el aire acondicionado, pues es un elemento importante en la seguridad porque disminuye la fatiga del conductor. Por eso, antes de ponerse en camino se aconseja revisar que funciona bien.

También es necesario verificar la presión de los neumáticos, así como el estado de la banda de rodadura y comprobar la rueda de repuesto para evitar sorpresas si hay que hacer uso de ella.

Si lleva mucho tiempo parado el coche, como ya te explicamos en InterTaller, es conveniente arrancarlo y dejarlo al ralentí durante unos minutos para cargar la batería y permitir que el motor se lubrique convenientemente. Eso sí, esta operación debe realizarse en un lugar bien ventilado para evitar una intoxicación por los gases del vehículo.

Por último, comprueba que tienes toda la documentación en vigor. Muchos conductores tienen dudas sobre cómo y cuándo tienen que pasar, por ejemplo, la ITV, la moratoria en la inspección según cuándo caducó la ITV de su coche durante el estado de alarma, si es necesario acudir con cita previa, las segundas inspecciones…

Al mismo tiempo, hay que cerciorarse de que el seguro obligatorio está en vigor y que el carné de conducir no haya caducado.

Aunque este verano algunas cosas sean distintas, lo que no cambia es tu responsabilidad al volante y la necesidad de circular con un vehículo en buen estado. Por eso, confía en profesionales para cuidar tu coche. En InterTaller daremos solución a cualquier necesidad que tenga tu vehículo ¿Te ayudamos?
 

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.