NOTICIA
13-01-2021

Mi coche diésel vibra al arrancar, ¿es normal?

Lo lógico es que en estos días si nuestro coche está a la intemperie y, no  está cubierto por la nieve, es que las temperaturas a la hora de arrancar sean bajas. Pues bien si lo hacemos y tiembla algo durante unos minutos, hasta que alcance la temperatura de funcionamiento podemos calificarlo hasta de normal. Si después sigue, ya hay algo raro, así que lo mejor siempre es ir a nuestro InterTaller de confianza para que nos resuelvan todas las dudas y comprobar si hay algo que falle en el coche.

El origen de esa vibración puede ser variada. Es evidente que las bajas temperaturas perjudican a los vehículos sobre todo a los más antiguos. En el caso de un diésel puede indicar que hay alguna pequeña avería que puede desencadenar un problema mayor que dañe el motor.

Posibles causas

Una de los orígenes de este problema podría estar que tengamos algún filtro sucio. Ya sea el de aire o el del combustible, la consecuencia será que el motor no recibe el oxígeno o el gasoil necesario y la forma de advertirnos de ello de forma de esas molestas vibraciones.

La polea del cigüeñal es otra de las posibles razones de por qué el coche tiembla con cierta intensidad en el momento de arrancar. Es un elemento que tiene una importancia clave en todos los coches que se mueven por gasoil y que la misión precisamente es esa, reducir las vibraciones. Si tiene algún problema lo primero en lo que se manifiesta es los temblores.

Un tercer factor que puede ocasionar esas vibraciones estaría en los soportes del motor, también conocidos como  los “silentblocks”,  que se encargan de la unión del propulsor al chasis. Si en ese momento alguno de ellos falla comienzan a notarse molestas vibraciones nada más arrancar. El problema no es éste, sino que los temblores, de alargarse en el tiempo, pueden ser los responsables de generar una avería mayor y, por tanto, más costosa.

Otros de los puntos que se deben comprobar si mi coche al arrancar tiembla mucho es la bobina del encendido, podría no estar tirando la chispa de manera correcta. Además podemos verificar si la admisión está bien limpia, porque si tiene aceite o algún tipo de impureza puede provocar las molestas vibraciones.

Ojo también a las bujías, aunque si se trata de ellas los temblores llegarán cuando aceleremos.

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.