NOTICIA
25-09-2020

¡Ojo a la reserva! Puedes averiar la bomba de inyección

No es raro encontrar coches que se hayan quedado “tirados”, porque se les ha acabado el combustible. Están tan “secos” que casi ni les da para apartarse en el arcén. Al margen de la multa que se pueden llevar, que ahora comentaremos, también es perjudicial para el vehículo y nos obligará a acudir a nuestro InterTaller de confianza donde, eso sí, nos lo solucionarán.

Muchos son los motivos, o más bien las excusas, para quedarnos sin gasolina o gasoil, pero ninguno es suficientemente bueno. Las prisas, las ganas por llegar y hasta hay casos de esperar a una estación de servicio más barata, que sabemos que estaba por ahí. Ninguno merece la pena.

¿Cuánto se puede circular con la reserva?

Pues en el peor de los casos nos llegará para unos 50 kilómetros, que podría llegar en condiciones óptimas y dependiendo de las características del coche hasta los 100 km. Evidentemente, también, depende de lo cargado que vayamos, del uso del climatizador, de las cuestas o del viento en contra que podamos tener.

¿Cómo se puede saber? Pues generalmente en ese libro de mantenimiento que tenemos en la guantera o también en el propio panel del vehículo para los menos antiguos.

Evitar averías

Para evitar averías es conveniente que no vaya muy seco, porque cuando lo rellenamos conseguimos que la quema sea más limpia. También se evita que las impurezas que puede llevar el combustible, y que se concentran en el fondo del depósito, pasen y ensucien los filtros, y afecte al motor. Además, con el depósito vacío la evaporación del líquido es mayor.

Circular en reserva no es bueno para el vehículo, ya que estás comprometiendo el correcto funcionamiento de la bomba de inyección de combustible. Esta se encarga de succionarlo para que llegue hasta los inyectores.

Cuando queda poca cantidad de carburante, a este elemento le cuesta mucho más realizar su trabajo

Multas

Al margen del problema para el motor, nos podemos llevar 200 euros de multa por no dejar el coche en el arcén.  Lo primero que se debe hacer es apartar el vehículo de la calzada, según indica el artículo 90 del Código General de Circulación, estacionándolo en el lado derecho y dejando libre la parte transitable del arcén.

Otra situación en la que podemos ser multados al quedarnos sin combustible es que se nos acuse de conducción negligente. La multa no será por la negligencia que supone ponerse al volante por esa falta de previsión, sino por el peligro que conlleva desplazar el vehículo sin control.

Ya sabemos que con el coche parado no funciona el servofreno ni la asistencia a la dirección por lo que el coche va “libre” hasta que se detenga completamente. La conducción negligente está sancionada con 200 euros de multa.

Alguno hemos visto también andar a un conductor por el arcén con un bidón para poner gasolina si cerca de donde nos hemos quedado tirados hay una estación de servicio. Pues hay que saber que si el recipiente no está homologado para llevar el combustible y nos ve algún agente de la autoridad puede superar los 2.000 euros. Si no tenemos hay que comprar uno en la gasolinera.

En lnterTaller trabajamos por tu seguridad por eso te pedimos que no te distraigas al volante. Los profesionales de tu taller cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo para que viajes tranquilo, con un coche a punto. Busca tu InterTaller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.