NOTICIA
13-07-2020

¿Pensando en poner remolque a tu coche? Apúntate estos consejos para que nada se te escape

La nueva normalidad permite de nuevo los viajes interprovinciales, que aumentarán aún más con la llegada de las vacaciones de muchos españoles. Y es que pesar de las circunstancias excepcionales que vivimos, el disfrutar de nuestros días de descanso visitando otros lugares (playa, montaña...) seguirá siendo el principal aliciente para muchos.

No obstante, es posible que muchos conductores opten por una forma de turismo diferente a la habitual, en la que incluyamos un elemento adicional a nuestro coche: un remolque en el que poder llevar más equipaje, tiendas para hacer camping... o cualquier otro uso que le demos. Sin embargo ¿sabes todo lo que hay que saber antes de su instalación?

El uso del remolque del coche va más allá de instalar el enganche (la famosa 'bola'), ya que tenemos que tener varias cosas en cuenta antes, pues se trata de una buena solución para aumentar la capacidad de carga del vehículo, pero conlleva, por ejemplo, tomar ciertas precauciones a la hora conducir con él, por no hablar de otros detalles que veremos...

Tipos de remolques

Lo primero que debes saber es que, según la distinción que hace Tráfico, existen dos tipos de remolques: ligeros y pesados. Los primeros son los que tienen una masa máxima autorizada (MMA) inferior a 750 kg, utilizan la misma placa de matrícula que el coche, y no requieren de un permiso especial más allá del carné B de conducir.

Aunque no necesitan pasar la ITV, no olvides revisarlo antes de salir de viaje: la fijación del enganche, el funcionamiento del freno del remolque (en caso de tenerlo), ejes y ruedas, así como el correcto funcionamiento de las luces.

En cambio, los remolques pesados, cuyo peso es igual o superior a 750 kg (y hasta 3.500 kg) cuentan con su propia placa de matrícula, de color rojo, pues son considerados vehículos por sí mismos con todo lo que eso implica: además de pasar su propia ITV —cada 2 años desde su matriculación hasta los 6 años, cada año de los 6 a los 10 y cada 6 meses desde los 10 años—, es necesario un permiso propio —que cambia en función de su peso—, y un seguro obligatorio al margen del del vehículo tractor.

Remolques: todo lo que debes saber

Homologación del enganche

Una vez instalado el gancho de remolque debes pedir cita en la ITV e ir con el coche, la documentación del enganche y el certificado del taller que lo ha montado. Una vez verificada la idoneidad del trabajo, reflejarán en la ficha técnica del vehículo que se ha montado este accesorio.

Y aunque el remolque de menos 750 kg, no necesita seguro propio al quedar asegurado con el del vehículo tractor, sí conviene que notifiques a tu compañía la instalación de la bola de enganche.

Permisos de conducir

Para conducir un remolque ligero, sólo se necesita el permiso B de conducir. En cambio, si se trata de transportar una caravana o cargar algo pesado como una lancha, es necesario ampliar el permiso B con la autorización B-96 que permite llevar un remolque de MMA superior a 750 kg con un vehículo de hasta 3.500 kg, siempre y cuando el conjunto no supere los 4.250 kg.

Mientras, el permiso de la clase B+E permite remolcar una MMA de hasta 3.500 kg siempre que el vehículo tractor no exceda esa misma MMA (es decir, hasta 7.000 kg). Para conjuntos de vehículo y remolque o semirremolque que pese más de 7.000 kg, se necesita el carné de camión C+E.

Velocidad máxima

Debes tener en cuenta es que hay normas de circulación específicas para quienes utilizan un remolque. Una de ellas tiene que ver con los límites de velocidad.

En autopistas y autovías, automóviles con remolque de hasta 750kg, límite de 90 km/h; automóviles con remolque de más de 750 kg, límite de 80 km/h.
En carreteras convencionales señalizadas como vías para automóviles y en el resto de carreteras convencionales, siempre que estas últimas tengan un arcén pavimentado de 1,50 metros o más de anchura o más de un carril para algunos de los sentidos de circulación: 80 km/h. En el resto de las vías fuera de poblado: 70 km/h.
En ciudad hay que seguir la señalización de 50 o 30 km/h. Y por último, en caso de circular por caminos, la velocidad máxima será de 25 km/h.

Más consejos

Revisa el peso que puede remolcar tu coche

En la ficha técnica de tu vehículo puedes verificar los datos de peso máximo, carga máxima y carga máxima en remolque.

Comprueba la presión de los neumáticos

De la misma forma que debes adaptar la presión de las ruedas para conducir con carga, también debes hacerlo para transportar un remolque antes de emprender tu viaje.

Conducción con viento lateral

Una de las peores situaciones para conducir con remolques es cuando hay viento lateral o cruzado. Para evitar sustos innecesarios durante tu viaje, reduce la velocidad o incluso espera a que el viento amaine.

Incrementa la distancia de seguridad

Si ya es importante la distancia de seguridad con el vehículo de delante con remolque lo es más, pues en caso de una frenada de emergencia necesitarás más metros de lo habitual para detener el vehículo.

Cuidado con las cuestas

Elige con antelación la marcha corta adecuada que requiera cada situación. Asi, evitarás quedarte 'clavado' cuando la carretera se incline para arriba.

Peso de carga y punto de gravedad

En lo posible, intenta aligerar al máximo el peso que llevas en el maletero para que la parte trasera no vaya muy baja. En el remolque, hay que intentar que el centro de gravedad quede justo delante de las ruedas del remolque y lo más bajo posible. Con unos 10 o 20 centímetros es suficiente para que el remolque vaya con seguridad en curva y en recta. Si el centro de gravedad está demasiado adelantado, el remolque no girará correctamente.

Practica antes

Si es la primera vez que vas a conducir un vehículo con remolque es preferible que ensayes en una zona amplia y despejada antes de inciar tu viaje. A la hora de dar marcha atrás, asegúrate de que el remolque y el coche están alineados. Y al girar, no intentes realizar un giro muy cerrado de una sola vez.

Con estos consejos, conducir con remolque no será una tarea complicada: sólo extema la precaución y conduce pensando en el peso que llevas en la parte trasera.

Y ponte en manos de profesionales tanto para instalar el enganche como para mantener o reparar tu coche: en InterTaller estamos para ayudarte ¿Sabes dónde tienes un InterTaller cerca de ti?

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.