NOTICIA
17-03-2021

¿Por qué el acelerador no funciona bien?

Son muchos los elementos de los que se compone el acelerador del coche y es importante mantenerlo en buen estado para poder circular con seguridad y evitar sustos. Como siempre el mejor consejo es llevarlo a nuestro InterTaller de confianza para que nos lo revisen.

Entre los problemas que nos podemos encontrar está que queramos acelerar y el coche no responda pero también se puede dar que se nos quede pisado permanentemente con el tremendo riesgo que este comporta.

De todas formas no es normal que se tengan problemas con un acelerador ya que suele ser un elemento bastante fiable.

Piso y no acelera

  • El embrague. Si está muy estropeado es incapaz de acoplar la caja de cambios con el volante motor, pues el disco de fricción se ha desgastado, patina y no puede hacer que se mueva el cigüeñal. Solo en InterTaller pueden poner la solución.
     
  • La correa de distribución: su rotura hace imposible que el motor gire y es por dos razones. La primera es que se encarga de mover la distribución, que es la que se encarga de sincronizar la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape del motor con el cigüeñal. La segunda implica la rotura de numerosas partes del motor.
     
  • Filtro de combustible. La suciedad impide que el motor reciba el carburante necesario para trabajar adecuadamente. Lo ideal es no llegar a este punto para no dañar otras partes del motor, que se pueden ver afectadas por la incorrecta utilización y suministro del combustible.
     
  • El sistema electrónico. Cada vez más es más habitual el uso de sensores del pedal del acelerador sin contacto, cuyo funcionamiento se basa en un principio inductivo.
     

El acelerador está “pisado”

Lo primero que hay que hacer si se nos da este caso es mantener la calma ante el riesgo que representa.

  • La alfombrilla: es la primera causa. Por eso muchos modelos la llevan enganchada para que no se pueda desplazar.
     
  • Problema mecánico: en los que llevan acelerador por cable algún resorte del sistema o un cable desgastado pueden ser la causa. También puede ocurrir que el resorte del pedal esté dañado y no tenga la capacidad de retomar su posición original.
     
  • Fallo en el sensor del acelerador: lo mismo que en el caso anterior pero al revés, un fallo electrónico en el sensor impide que el coche no desacelere. Es habitual que la propia centralita detecte el fallo y actúe para evitar un problema de seguridad.
     

¿Qué hago si no puedo desacelerar el coche?

Si no es un problema de la alfombrilla, debemos intentar levantar el pie del acelerador con nuestro pie, metiéndolo por debajo y tirando hacia nosotros. Si eso no funciona, lo mejor es colocar el coche en punto muerto antes de comenzar a frenar, para no quemarlos. El motor se revolucionará bruscamente.

Una vez que circulemos ya a muy baja velocidad, giraremos el contacto del motor para detenerlo y que deje de girar. Eso supone que el sistema hidráulico no funcionará así que no tendremos asistencia de los frenos ni dirección asistida. Por eso, es importante esperar al último momento para hacerlo.

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.