NOTICIA
01-10-2020

¿Por qué nos falla el caudalímetro?

Aunque nos suene más una avería en los amortiguadores, en los inyectores o en el alternador, el caudalímetro es un fallo habitual en los motores.

Primero vamos a explicar su función: mide la masa de aire exterior que entra en el colector de admisión y, por medio de una conexión eléctrica, envía esta información a la centralita del vehículo. De esta manera, el sistema puede saber la cantidad de carburante que tiene que inyectar para realizar la combustión de forma óptima.

Este dispositivo electrónico se encuentra tanto en vehículos diésel como gasolina. Suele estar alojado en el tubo de admisión, justo después del filtro del aire y, normalmente, se monta junto con el sensor de temperatura del aire aspirado.

¿Cómo detectar si tenemos una avería en el caudalímetro? 

En primer lugar, una importante pérdida de potencia. También, se puede sentir unas oscilaciones en el funcionamiento del motor, como una marcha irregular estando al ralentí.

Un tercer indicador es que el tubo de escape expulsa humo oscuro o negro muy denso. Además, en el cuadro de instrumentos, se iluminará el testigo correspondiente.

A lo largo de la historia han existido varios tipos de caudalímetros. Los primeros eran muy voluminosos, pesados, poco precisos y daban averías porque tenían muchas piezas móviles.

Con la llegada, en los años ochenta, de los de hilo caliente se mejoró mucho su precisión, desaparecieron las piezas móviles y su fiabilidad aumentó muchísimo, hasta el punto de que sea muy difícil que un caudalímetro se estropee realmente.

De todas formas, la mayoría de los fallos que se le achacan a este sistema son falsos porque es una pieza bastante fiable. El problema es que lo engañan con otras averías que le afectan aunque esté bien. Por eso es tan importante que nuestro InterTaller nos detecte dónde está el error.

Además, un buen mantenimiento como usar en buen aceite que nos ponen siempre en el taller, limpiar la carbonilla y el filtro del aire. La humedad también le puede afectar.

Una avería que realmente es propia del caudalímetro es que se funda el sensor o los cables hagan mal contacto.

Confía en InterTaller para cuidar de tu automóvil ¡Encuentra tu InterTaller más cercano y pide cita!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.