NOTICIA
19-02-2021

¿Pueden provocar averías unos tacos o soportes del motor en mal estado?

Pocas veces una pieza tan simple puede ocasionar una avería tan grande, aunque también, hay que destacar que no es lo habitual, afortunadamente. Y menos si llevamos nuestro coche a InterTaller donde nos lo mantendrán en perfecto estado, como siempre.

Pues bien, los tacos del motor son en realidad los verdaderos soportes del motor, son unas piezas de goma sobre una base de metal. Dentro del coche, son unos elementos sumamente importantes, ya que actúan como nexo de unión entre el propulsor y el chasis. Además, también se encargan de amortiguar las vibraciones que genera el conjunto del motor.

En coches de motor delantero transversal son especialmente importantes, ya que el conjunto de motor y caja de cambios suele ser una unidad compacta, y los tacos del motor también soportan la transmisión.

En función del tipo de coche y de propulsor, se pueden incluir tres o más de estos soportes. Asimismo, la dureza de la goma también depende del uso que se le vaya a dar al vehículo. En el caso de los modelos convencionales, se suelen utilizar unos tacos blandos para garantizar una mayor comodidad durante la conducción.

¿Se pueden estropear?

Como cualquier elemento acusan el paso del tiempo, las continuas vibraciones y también las condiciones meteorológicas. Pueden provocar otras averías si no son reemplazados a tiempo. Las sacudidas y ruidos que se aprecian en el habitáculo del coche son una señal que indica que los soportes ya están defectuosos. Se sentirán más en el interior del coche, especialmente si el motor es un diésel.

Como se pueden revisar hay que estar atentos a las señales que nos puedan mandar. Como referencia aproximada, a partir de los 150.000 kilómetros suele ser necesario realizar el cambio de los soportes del motor por unos nuevos.

¿Qué averías pueden provocar?

  • Con tacos muy degradados, el motor podría romper sus anclajes, así como la cuna en la que está montado en el vano motor, generando una gran avería.
     
  • Si no están bien, el conjunto del propulsor y de la caja de cambios experimentan un mayor desgaste, ya que sufren los movimientos que provoca su propio funcionamiento.
     
  • En un caso muy extremo, la caja de cambios incluso puede dejar de funcionar.
     
  • Las vibraciones que originan unos tacos del motor en malas condiciones también influyen en otros elementos del coche, como la línea de escape o el semieje.
     

En la red InterTaller trabajamos por tu seguridad por eso cuidamos el buen mantenimiento de tu vehículo. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja tu automóvil en manos profesionales.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.