NOTICIA
23-03-2020

¿Puedes viajar acompañado en tu coche durante el estado de alarma?

A estas alturas ya sabes más que de sobra cuál es la prioridad para la mayoría de los ciudadanos: quedarse en casa. El aislamiento social es lo que pretende el estado de alarma decretado en España para la contención del Covid-19, así que los desplazamientos deben reducirse a los imprescindibles, también con tu coche.

Al respecto de la movilidad personal, el Real Decreto 463/2020 que regula este estado de alarma por el coronavirus define los únicos supuestos en los que se permite la circulación por la vía púbica, limitándose a la adquisición de productos de primera necesidad, la asistencia a centros médicos o sanitarios, o a traslados de ida y vuelta a centros de trabajo para aquellas personas que no puedan trabajar desde su domicilio (teletrabajo), asistencia y cuidado de mayores o personas dependientes.

Asimismo, se permiten los desplazamientos a bancos o entidades aseguradoras, el repostaje de combustible en los vehículos y, por último, otras causas de fuerza mayor que sean debidamente justificadas.

Los viajes, solos salvo mínimas excepciones

Una modificación al Real Decreto especifica sin lugar a dudas que “las personas solo podrán circular por las vías públicas o espacios de uso públicos para la realización de las siguientes actividades, que deberán realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por otra causa justificada”.

Es decir, con esta matización se concreta que la ocupación de los vehículos particulares, incluyendo motocicletas, deberá ser siempre por una única persona. Las únicas excepciones contempladas para otros ocupantes es cuando por causa de fuerza mayor se trasladen a terceros con incapacidad para conducir, incluyendo a los niños. No está permitido, por tanto, viajar acompañados por parejas, amigos, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no precise de la asistencia para su desplazamiento.

De igual modo, han quedado prohibidos todos los movimientos que no se consideren de fuerza mayor, entre los que se incluyen las actividades relacionadas con la propia movilidad. 

Asimismo, se ha suspendido la obligatoriedad de realizar la inspección técnica de vehículos (ITV), por lo que tampoco es necesario este desplazamiento, al igual que ocurre con todas las gestiones administrativas de la Dirección General de Tráfico (DGT), reducidas en forma presencial a los servicios esenciales.

El cumplimiento de estas medidas ya está siendo controlado de forma exhaustiva por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Se realizan comprobaciones en los vehículos circulantes, exigiendo explicaciones sobre las causas del desplazamiento y verificando la ocupación de los mismos.

Eso sí, recuerda que si no tienes más remedio que circular y sufres un percance, los servicios de asistencia siguen activos así como las coberturas de tu seguro.

El incumplimiento de la ley acarrea sanciones que oscilan entre los 600 y 1.500 euros para las infracciones leves. Además, conviene tener en cuenta que pueden alcanzar hasta los 60.000 € en aquellos supuestos en los que la autoridad competente considere que se pone en riesgo de forma grave la salud pública.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.