NOTICIA
04-12-2020

¿Qué hacer con las heladas en las lunas del coche?

Esta semana se han desplomado las temperaturas en gran parte del país, no solo en la mitad norte. Así que no es extraño que cuando bajemos a coger nuestro coche nos encontremos los cristales llenos de hielo y dos cuestiones importantes: poco tiempo y mucho frío para ponernos a pensar.

Lo que queremos es quitar el hielo cuanto antes pero tan importante es saber qué podemos como lo que no podemos hacer en el parabrisas helado.

Qué se puede hacer...

  • Usa la calefacción: es el mejor método para quitar el hielo del parabrisas y el empañamiento que se crea en el interior. Arranca el coche y dirige el aire de la calefacción hacia el cristal. Lo malo que tardarás un tiempo, y si tienes que ir corriendo al trabajo quizá no sea la opción más adecuada, pero al menos no es perjudicial para tu vehículo.
  • Productos especiales: hay descongeladores que se venden en spray y que ofrecen una solución inmediata a este problema. Solo tienes que rociar sobre el parabrisas y en pocos segundos el hielo desaparecerá. Esta sería una de las formas más rápidas de eliminar las heladas.
  • Alcohol: tiene un punto de congelación inferior al agua y, por ello, podrá derretir el hielo fácilmente, aunque tardará unos segundos. Esto solo resultará si la capa de hielo que hay sobre tu cristal no es muy gruesa; si lo es, tendrás que recurrir a otros métodos.
  • Rasca el hielo: una rasqueta de plástico será perfecta para eliminar el hielo que se acumula tras una helada sobre nuestro cristal de visión. Si la capa es muy gruesa, es posible que este método no sea suficiente. Si no tienes una, podrías usar una caja de CDs o una tarjeta que hagan la misma función.
  • Limpiaparabrisas: si no hay mucho hielo, quizá echar agua en el parabrisas y pasarle los ‘limpia’ puede ser suficiente. Si no, será una acción extra tras haber eliminado los restos con otros productos o de otras formas.

Qué no hacer...

  • No eches agua caliente: puede crear una reacción que agriete la luna. El contraste de temperaturas en los cristales generan roturas. Es lo mismo que cuando has intentado echar agua fría en un vaso caliente o viceversa.
  • No pongas alcohol en el limpiaparabrisas: esto podría estropear e incluso agujerear el depósito.
  • No metal: todo lo que se utilice para quitar el hielo tiene que ser de plástico, nunca nada de metal. Las rasquetas de la vitrocerámica harían arañazos irreversibles en la luna.
  • No calefacción con motor caliente. Se puede conectar nada más arrancar el coche pero no esperar a que haya cogido la temperatura correcta de funcionamiento.

En InterTaller trabajamos por tu seguridad. Encuentra tu taller de confianza más cercano y realiza las pertinentes revisiones del coche para evitar contratiempos indeseados.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.