NOTICIA
08-01-2020

¿Sabes cómo arrancar correctamente el coche cuando hace frío?

La batería es el componente que más asistencias en carretera suele motivar durante todo el año, no sólo en invierno. Y es que elementos como los neumáticos, la batería, o líquidos y fluidos sufren cuando el termómetro se acerca o baja de 0ºC, incluso más si se aparca el coche en la calle.

¿Qué afecta a la carga de la batería?

Pero la bajada de las temperaturas se nota sobre todo a la hora de arrancar, ya que a muchos vehículos les cuesta ponerse en marcha a la primera. Muchos conductores creen que cuando un coche está apagado, no consume batería. Esto no es correcto. Ciertos sistemas, como alarmas, cierres... necesitan electricidad incluso cuando el coche está apagado y todo ello contribuye a que se descargue la batería. Por ello, si un vehículo permanece parado en un garaje durante varias semanas, es muy probable que no arranque.

Los trayectos cortos también influyen de manera significativa en la vida útil de la batería. Si solo se recorren distancias cortas, la batería no llega a cargarse completamente. Si a esto le añadimos el gasto de energía que suponen algunos accesorios como las ventanas traseras y los asientos calefactados, el gasto es aún mayor y la batería presenta un balance energético negativo.

Además, a medida que el vehículo envejece, la potencia de la batería puede reducirse debido a la corrosión, sulfatación y al propio paso del tiempo. Estos aspectos dificultan la carga adecuada.

Las temperaturas extremas son una de las principales causas que influyen en la vida de la batería ya que pueden provocar que pierda potencia de arranque. Lamentablemente, el problema se suele detectar cuando el vehículo deja de arrancar, pero es posible evitar los problemas de arranque si se toman diferentes medidas como no aparcar el coche en la calle, siempre que sea posible, y comprobar el estado de la batería con regularidad en un taller cualificado.

Cómo arrancar en frío

Algo tan sencillo como arrancar el coche puede provocar muchos quebraderos de cabeza, por lo que conocer algunos de trucos te puede ayudar a arrancar el coche cuando más caen las temperaturas.

Si el motor no arranca, lo mejor es no insistir de forma repetitiva, ya que podríamos 'ahogar' de combustible el sistema de alimentación. Quita el pie del acelerador y gira de vez en cuando la llave de contacto. Si aún así no se pone en marcha, lo mejor es que pidas ayuda a tu asistencia en carretera o a un taller cercano.

Si tu coche es de gasolina, revisa el estado de las bujías. En el caso de los diésel, comprueba que no se queda encendido el testigo de los calentadores o bujías de incandescencia en el cuadro de mandos (o de instrumentos) del coche: una especie de espiral de color rojo o amarillo.

Una vez hayas arrancado, no es necesario mantener el motor al ralentí unos minutos antes de partir, sobre todo en los coches modernos. Es mejor iniciar la marcha suavemente, sin pegar acelerones y manteniendo las revoluciones en la zona baja del cuentavueltas. Cuando el propulsor esté en su temperatura de trabajo óptima, ya podremos conducir con normalidad.

Un buen mantenimiento de tu vehículo reduce el riesgo de sufrir averías como el fallo de la batería. Si has notado algún fallo al arrancar, en las luces, al subir o bajar las ventanillas, acude a tu InterTaller para que comprueben su carga ¡Encuentra el tuyo!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.