NOTICIA
09-06-2021

¿Sabes cuándo tienes que cambiar la correa de distribución de tu coche?

Aunque en InterTaller parece siempre menos de lo que es, uno de los momentos que peor fama tienen en el mantenimiento del coche es el momento de cambiar la correa de distribución.

Aunque las ventajas que tiene hacerlo a tiempo y evitar una avería mucho más grave están por encima de cualquier otra consideración ya que nos puede dejar el vehículo totalmente inservible.

Sabemos que la correa de distribución es uno de los componentes básicos del coche que garantizan un movimiento sincronizado del motor, ya que se encarga de que la coordinación entre las válvulas y los pistones sea la adecuada, y hace funcionar la bomba de agua que se encarga de refrigerar el motor.

Por eso siempre es fundamental que en InterTaller nos revisen todos los elementos y nos la reemplacen cuando sea necesario para evitar los problemas que su rotura nos puede originar provocada por el paso del tiempo.

El intervalo varía según cada modelo de vehículo, por lo que es fundamental que consultes en tu InterTaller de confianza o en el manual de tu vehículo para saber cuándo debes cambiarla.

¿Cuándo cambiarla?

Se debe realizar en función de dos factores. El primero sería el cambio por kilometraje. Dependiendo del modelo del coche, el cambio de la correa de distribución debe producirse entre los 80.000 y los 160.000 kilómetros, incluso más allá, aunque lo habitual es que el intervalo de sustitución recomendado se sitúe en torno a los 100.000.

El otro factor sería el tiempo. Y es que con el paso del tiempo, el caucho de la correa pierde propiedades y flexibilidad, por lo que es recomendable sustituirla por norma general a los diez años de uso para evitar que se rompa, aunque no hayamos alcanzado el kilometraje recomendado para su sustitución.

Aunque nos lo aconsejarán en InterTaller a la hora de cambiar la correa, conviene que reemplaces también los rodillos y los tensores. De igual forma, es aconsejable también sustituir la bomba del agua si es accionada por la correa de distribución.

Hay que reiterar que aunque suele llevar varias horas de trabajo, no realizar el cambio no es una opción, pues las consecuencias pueden ser aún peores para tu bolsillo, incluso, para la vida útil de tu coche.

Algunos indicadores

Si la correa de distribución está a punto de romperse, no dejará que los cilindros trabajen en los tiempos adecuados y haya fallos en la ignición. Otros de los síntomas son:

  • Fugas de aceite, combustible o del líquido refrigerante.
  • Ruidos extraños en la transmisión.
  • Temblor excesivo del motor.
  • Dificultad al arrancar.
  • Excesiva emisión de gases.
  • Problemas para mantener el coche arrancado.
     

En la Red de talleres de InterTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.