NOTICIA
21-02-2020

¿Sabes qué pasaría si no le cambias el aceite al motor de tu coche?

El aceite del motor de tu coche es el encargado de mantener refrigeradas todas las piezas móviles que intervienen en el funcionamiento del motor de nuestro vehículo, de forma que, si faltara, el bloque se fundiría en pocos segundos —se griparía— por falta de lubricación dadas las altas temperaturas que se alcanzan y los altos niveles de fricción que se producen entre piezas.

Por esta razón, es fundamental llevar a cabo un correcto mantenimiento y cambiar el aceite tras el kilometraje marcado por el fabricante del coche o, en su defecto, tras un año uso. Asimismo, es clave comprobar periódicamente el nivel del aceite y elegir el aceite adecuado para nuestro coche.

Esto debe complementarse con un correcto mantenimiento del filtro del aceite, que es el encargado de filtrar el lubricante y retirar de la circulación las partículas metálicas y las impurezas que se producen durante el funcionamiento de la mecánica. Por eso, es más que recomendable, sustituir al mismo tiempo que se realiza el cambio de aceite.

En ocasiones, por descuido o cualquier otro motivo, no cambiamos el aceite del motor cuando debemos, lo que puede tener graves consecuencias para la mecánica de nuestro coche y, por consiguiente, para nuestro bolsillo. 

Nefastas consecuencias para el motor

Los problemas que surgen por un uso prolongado del aceite del motor están relacionados principalmente porque los aditivos que lleva el lubricante se van agotando con el tiempo y el uso. Cada uno de ellos, tiene su función por lo que al agotarse y perder sus propiedades las consecuencias en el motor pueden ser muy graves.

Entonces ¿qué puede pasar si no cambio el aceite del coche cuando indica su fabricante? Entre las principales consecuencias, en primer lugar, se producirá un desgaste prematuro del motor, es decir, le estarás restando años de vida al motor de tu coche. Y, por su puesto, el filtro del aceite se acabará taponando debido a la acumulación de suciedad. 

Asimismo, aparecerán ruidos debido a la falta de lubricación del motor (como sonidos metálicos de los taqués y de otras piezas de metal), además de roturas de los casquillos de biela, que necesitan el aceite para disminuir al máximo su rozamiento; así como arqueos de las levas (algo bastante grave).

Por último, la falta de lubricación puede desembocar en el gripado o la rotura del motor.

Todas estas averías son bastante graves y costosas, así que si has estado posponiendo el cambio de aceite en tu coche, te sugerimos hacerlo lo antes posible. Y para hacerlo, confía en los profesionales de InterTaller ¡Pide cita en tu InterTaller de confianza!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.