NOTICIA
17-08-2019

¿Sabes qué son los efectos túnel, safety car, mirón o vieja del visillo?

Cuando nos ponemos al volante podemos experimentar algunas situaciones relacionadas con despistes o negligencias en la conducción. Seguramente, algunos automovilistas han sufrido el efecto túnel por circular demasiado rápido o se han visto envueltos en un accidente en cadena por el efecto dominó.

Además de éstos, hay otros fenómenos que es importante conocer para evitarlos a toda costa ¿Cuántos has sufrido o cometido alguna vez?

Efecto acordeón

Este fenómeno explica por qué, tras una detención o un frenazo, la circulación se reanuda con más retraso cuanto más atrás se esté en la fila. Tras arrancar el primer coche, el segundo tarda un segundo extra; el tercero, suma otro segundo al anterior (1 + 1) y así sucesivamente… El efecto visual es que la fila de vehículos se estira como un acordeón. Por ejemplo, en una fila de 2.000 coches –que ocupa de 12 a 16 kilómetros de largo–, el último vehículo tardaría hasta 30 minutos en arrancar. 

Efecto dominó

Cuando, por un atasco o una retención, se produce un frenazo brusco, algunos conductores no son capaces de detener sus vehículos y golpean al último de la retención (alcance). A veces, esto ocurre con la suficiente fuerza como para que éste se desplace y golpee al anterior y así sucesivamente en lo que se llama efecto dominó, como las fichas del popular juego de mesa. Para evitarlo es importante mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente y circular a la velocidad adecuada a las circunstancias del tráfico.

Efecto elefante

Llevar el cinturón de seguridad puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Este sistema de retención es igual de importante para los ocupantes delanteros y para los traseros. En caso de accidente de tráfico, un pasajero de la segunda fila que no lo tenga abrochado saldrá despedido hacia delante como un proyectil. Se calcula que una persona de unos 75 kg puede producir una fuerza de 4.200 kg contra la plaza delantera en un choque a sólo 60 Km./h, es decir, que es como si lo aplastase un elefante. 

Efecto mirón o 'vieja del visillo'

Cuando se produce un accidente o hay una incidencia en la carretera aparecen retenciones debido a que el resto de automovilistas reducen la marcha para ver lo sucedido. Normalmente esto ocurre en el mismo sentido de la marcha, aunque también se puede dar en el sentido contrario. Este “efecto mirón” no solo provoca atascos, sino que conlleva el riesgo adicional de provocar nuevos accidentes. La Guardia Civil lo ha rebautizado recientemente como #EfectoViejadelVisillo

Efecto pantalla

Es la interrupción temporal del viento que se produce cuando, por ejemplo, circulamos por un túnel o adelantamos a un vehículo largo. En estas circunstancias dejamos de estar momentáneamente al azote de las rachas de aire. El peligro aparece justo después de que termine el efecto pantalla. En este momento, el conductor sentirá cómo la fuerza del viento desplaza su vehículo de forma lateral. Si el movimiento es pequeño, no pasa nada. El problema llega si el empujón es tan fuerte que le hace invadir el sentido contrario o salirse de la vía. 

Efecto submarino

Se produce cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón (holgado o mal ajustado), presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal. En caso de accidente, esto aumenta el riesgo de chocar contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo, lo que se puede traducir en lesiones en espalda y pelvis, o rotura de fémur, además de hemorragias internas. Ir mal sentado o hacerlo sobre un cojín o una toalla favorece la aparición del efecto submarino.

Efecto túnel

Es el fenómeno que percibimos cuando vamos demasiado rápido, y somos incapaces de ver lo que hay en nuestro entorno. El hecho de no ver ni controlar bien lo que nos rodea resulta muy peligroso, puesto que incrementa el riesgo de sufrir un accidente. En ninguna circunstancia debemos limitar nuestro campo de visión. El remedio para evitar el efecto túnel es muy sencillo: solo hay que levantar el pie del acelerador bajar disminuir el ritmo de marcha.

Efecto safety car

La Guardia Civil de Tráfico también ha tirado de ingenio en las redes sociales para prevenirnos de este fenómeno: el efecto safety car. Y es que, casi inevitablemente, cuando los conductores ven a una patrulla de la Guardia Civil en la carretera no pueden evitar pisar el freno, reducir drásticamente la velocidad y eludir adelantar al vehículo policial, igual que hace los coches de carreras cuando circulan detrás del coche de seguridad tras una incidencia. Precauciones absurdas si se conduce dentro de la legalidad.

Evita todos estos efectos cuando salgas a la carretera. Asimismo evita también el efecto 'chaleco' o 'triángulo' que sufrirás si tu coche se avería mientras conduces ¡Evítalo revisando tu vehículo en cualquier Intertaller! 

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.