NOTICIA
17-12-2019

Si ya es mala idea acelerar más de la cuenta tras superar un radar, lo va a empezar a ser aún más

Hace unas semanas, la Dirección General de Tráfico (DGT) daba a conocer las infracciones más frecuentes en vías convencionales. El estudio revelaba que conducir bajo el efecto del alcohol y las drogas, el uso del teléfono móvil al volante y el exceso de velocidad eran las vulneraciones más recurrentes al volante.

Por esa razón, y con el objetivo de reducir la cifra de 1.200 muertos en las carreteras y más de 500 en vías urbanas, la DGT trabaja en una serie de medidas para revertir la situación. Desde sanciones como la retirada de hasta 6 puntos del carné por utilizar el móvil al volante (ahora se pierden 3) hasta unos nuevos radares para controlar el tráfico.

Así es el 'radar en cascada'

Entre estos radares destaca uno que ha comenzado a probarse en los últimos meses y que ha sido diseñado para evitar que se reduzca la velocidad antes de llegar a un radar fijo de forma repentina. Es conocido como el radar en cascada y consiste en colocar un cinemómetro móvil tras el radar fijo para detectar los excesos de velocidad.

De esta manera, cada vez que el conductor o conductora trate de acelerar más de la cuenta tras superar un radar, el cinemómetro móvil registrará el exceso de velocidad y multará al infractor o infractora. Así, Tráfico pretende acabar con la costumbre de llegar a un radar, frenar y volver a acelerar una vez lo hayamos sobrepasado.

Por el momento no es más que una experiencia piloto que ha comenzado en Navarra. En base a los resultados de esta prueba, la DGT extenderá o no este tipo de radar a todo el país. No obstante, hay que tener en cuenta que estos radares son mucho menos costosos para la DGT que un radar de tramo.

¿Qué margen de error tienen los radares?

¿Sabes cuál es el margen de error aplicado actualmente? Todo depende de si se trata de un radar móvil o un fijo, tal y como explica la asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) en base a la última normativa aprobada en 2010. En el caso de los radares móviles, el margen de error sigue la conocida como ‘norma de tolerancia 7'.

Es decir, los radares móviles aplican un margen de error de 7 km/h en vías cuya velocidad máxima sea inferior a 100 km/h. Por lo tanto, el radar comenzará a sancionar a partir de 58 km/h en una zona limitada a 50 km/h.

Mientras, en caso de que la velocidad máxima supere los 100 km/h, se aplicará un margen del 7%. Así, todos aquellos turismos que viajen a más de 117,7 km/h en una vía o tramo cuya velocidad máxima permitida esté fijada en 110 recibirán la corresponidente sanción.

En el caso de los radares fijos, la DGT reduce el margen de error a apenas 5 km/h en carreteras con una velocidad máxima permitida a 100 km/h y el 5% si la velocidad máxima supera dicha cifra. Por lo tanto, un radar fijo saltará a 96 km/h en una vía limitada a 90 km/h y a 126 km/h en una vía de 120.

En lo que respecta a los radares de tramo, se aplica la misma ‘norma de tolerancia 7’.

Para evitar multas, lo mejor es circular siempre dentro de los límites de velocidad permitidos en cada momento. Del mismo modo, circula siempre con un vehículo bien mantenido. Y para cuidar de tu coche, elige InterTaller ¡Encuentra tu InterTaller de confianza!

En Intertaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.